La vida cultural de Sao Paulo renace con los “Secretos” de OsGemeos

17 de octubre de 2020
La vida cultural de Sao Paulo renace con los “Secretos” de OsGemeos

17 oct 2020. (EFE) OsGemeos, uno de los principales nombres del arte urbano mundial, marcan el renacimiento de la vida cultural en Sao Paulo tras siete meses de inactividad por la pandemia con una vibrante, lúdica y colorida exposición en la que desvelan sus secretos más íntimos.

Nada más adentrar el centenario edificio de la Pinacoteca de Sao Paulo, los visitantes embarcan en “Secretos”, un dinámico viaje al peculiar universo de los gemelos Otávio y Gustavo Pandolfo (Sao Paulo, 1974), que puede ser explorado a través de más de mil artículos personales y decenas de obras, entre ellas las características figuras amarillas del dúo.

“A partir del momento en que las personas entran en el museo, estarán entrando directamente en nuestro universo. Y eso es bueno, porque pueden dar una escapada de lo que están acostumbradas a ver allá fuera”, cuentan OsGemeos en una entrevista con EFE.

Al recorrer siete salas de exposición e incontables pasillos, los visitantes se convierten en testigos directos de las múltiples influencias que rodean la obra de los hermanos, desde su familia hasta la cultura del hip hop de los años 1980, pasando por la ilustración, la música y el cine.

Pueden además sumergirse en “Tritrez”, el universo “onírico, lúdico y pulsante” imaginado por OsGemeos y desde donde surgen todos los personajes que atraviesan su trabajo, que flirtea de forma recurrente con la ficción científica y los elementos místicos, surrealistas y del inconsciente.

Además de graffitis, esculturas, pinturas y dibujos, el dúo revela también bocetos, cuadernos, herramientas y apuntes “nunca antes enseñados a nadie”, en una clase de puente que conduce directamente a sus misterios “más íntimos”.

“Revelamos dibujos que son el pilar de nuestro trabajo, los primeros dibujos, los cuadernos de diseño, todo. Es algo muy íntimo nuestro, porque son las ideas”, afirman.

Fue precisamente en la Pinacoteca paulista que los gemelos, cuando tenían tan solo 9 años, conocieron el mundo del arte, gracias a un curso realizado en el museo. Casi cuatro décadas después, OsGemeos regresan a sus orígenes, disecan su esencia y comparten sus logros, fracasos y sueños.

“Volver a la Pinacoteca después de 37 años es muy gratificante. Y también a Sao Paulo, que es nuestra ciudad natal. Hemos desarrollado todo, todo nuestro estilo, fue formado aquí”, recuerdan.

La exposición, prevista para inaugurarse el pasado marzo pero que fue aplazada debido a la covid-19, reúne también decenas de producciones inéditas de los hermanos, así como algunas de las asociaciones más emblemáticas del arte callejero mundial, como dos inmensos paneles realizados al lado del británico Banksy.

“Reunir todo eso, desde cuando éramos pequeños, desde los trabajos de infancia, hasta los últimos trabajos que hemos hecho en el mundo hace que sea una exposición muy completa, quizás la más completa que ya hemos hecho jamás”, destacan.

De vuelta a los orígenes

Nacidos y criados en el céntrico barrio de Cambuci, en la capital paulista, OsGemeos se convertieron en uno de los más conocidos nombres del arte urbano mundial y ya han protagonizado exposiciones en países como Cuba, Chile, Estados Unidos, Italia, España, Inglaterra, Alemania, Lituania y Japón.

Sin embargo, eligieron su tierra natal para compartir sus secretos más personales como una forma de “retribuir” a la ciudad por haberla utilizado “como una especie de taller” durante años.

“Hemos descubierto la ciudad a través de la pintura, a través del arte” y “la usamos como una clase de taller al estar trabajando en la calle, pintando en la calle”, subrayan.

Y es que el regreso del dúo a Sao Paulo marca, también, el renacimiento de la cultura en una de las ciudades más vibrantes del mundo, tras siete meses de inactividad debido a la crisis provocada por el coronavirus y que supone un paso más en la “nueva normalidad” que impera desde hace meses en Brasil.

“Creo que es extremadamente importante la cultura y el arte en la vida de las personas, sobre todo en este momento, para que la gente pueda dar un respiro, salir un poco de esa triste realidad que estamos viviendo”, sostiene Gustavo.

En ese sentido, el comisario de la muestra, Jochen Volz, recalca que la exposición ofrece una posibilidad de conocer y participar en primera mano de esa “gran invención de un imaginario muy particular” que es el mundo de OsGemeos.

“Es una invitación para que el público embarque en la propia imaginación, en las fantasías y, quizás, a partir de eso, inventar otro futuro”, asegura.

Un futuro, coinciden los gemelos, donde “la tristeza” y “la complejidad” puedan dar lugar al “positivismo, la esperanza y los sueños”.