La UE critica la ejecución de dos menores de edad en Irán

4 mayo, 2019
La UE critica la ejecución de dos menores de edad en Irán

Bruselas, 4 may (EFE).- La Unión Europea (UE) criticó y lamentó este viernes la ejecución de dos menores de edad de 17 años en Irán el pasado 25 de abril por cargos de violación y robo, después de un juicio en el que todo apunta a que se infringieron las garantías fundamentales del debido proceso.

«Las sentencias de pena de muerte y las ejecuciones de delincuentes menores son inconsistentes con las obligaciones internacionales de Irán en el marco del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y de la Convención sobre los Derechos del Niño», declaró en un comunicado la portavoz de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

La UE recalcó que la muerte de Mehdi Sohrabifar y Amin Sedaghat es la primera ejecución de menores documentada en el país persa «en varios años».

Asimismo, señaló que el código penal iraní prohíbe aplicar la pena de muerte a menores por ciertos tipos de delitos, incluidos los relacionados con drogas, mientras que para otros casos se autoriza a los jueces a actuar con discrecionalidad y a no emitir una sentencia de muerte contra un niño «que no era capaz de entender la naturaleza y consecuencias del delito en ese momento».

«La Unión Europea lamenta que esta posibilidad no se utilizara en esta ocasión, y también señala que al señor Sohrabifar se le había diagnosticado una discapacidad intelectual», agregó la portavoz de Mogherini.

Más allá de reiterar su oposición a la pena de muerte «bajo todas las circunstancias y en todos los casos sin excepción», el club comunitario afirmó que seguirá abogando por su abolición «en Irán y en todo el mundo».

Mehdi Sohrabifar y Amin Sedaghat, ejecutados el pasado 25 de abril en Shiraz, en la provincia sureña de Fars, tenían 15 años de edad cuando fueron arrestados y acusados de los delitos que llevaron a su muerte.

Tras dos meses recluidos en un centro de detención policial donde fueron privados de su derecho a un abogado, golpeados y obligados a hacer confesiones falsas, los menores, que originalmente negaron todos los cargos, fueron condenados a muerte, denunció este viernes la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos.

Sus familiares y abogados llevaron sus respectivos casos al Tribunal Supremo, que anuló la sentencia de pena capital y ordenó un nuevo juicio, pero el tribunal inferior volvió a condenarlos a muerte. EFE

jug/si