La tercera ola del covid obliga a cerrar decenas de cines en España

27 de enero de 2021
La tercera ola del covid obliga a cerrar decenas de cines en España

Madrid, 27 ene (EFE).- Hasta ahora han resistido, pero la tercera ola de covid y las nuevas restricciones, unidas a la falta de estrenos, pospuestos una y otra vez por las distribuidoras, han obligado a las principales cadenas de exhibición cinematográfica -Cinesa, Yelmo, Ocine, MK2 y Kinépolis- a adoptar cierres temporales en la mayoría de sus salas en España.

El 2020 se cerró con una caída global de los ingresos en taquilla superior al 72 % y la situación no ha mejorado en las primeras semanas del nuevo año. La Federación Estatal de Cines (FECE), que hoy ha reunido a su junta directiva, reclama más ayudas directas.

El grupo Yelmo, líder del sector -junto a Cinesa- con más de 500 pantallas repartidas en 50 complejos, ha anunciado este martes su decisión de cerrar temporalmente todos sus cines, con la excepción de Madrid y Las Palmas de Gran Canaria, al menos durante quince días, debido a la pandemia.

“Nos gustaría que no fuera por más tiempo, pero depende de las autoridades y de las comunidades autónomas”, ha dicho a Efe Javier Saura, responsable de marketing de Yelmo, grupo integrado en el gigante mexicano de entretenimiento Cinépolis desde 2015.

Los cines de Yelmo están en Madrid, Barcelona, Tarragona, Fuerteventura, Las Palmas, Tenerife, Asturias, Álava, A Coruña, Cádiz, Vigo, Lugo, Albacete, Alicante, Almería, Málaga, Sevilla, Valencia, Asturias, La Rioja, Vizcaya, Valladolid, Zaragoza y Navarra.

Todos ellos estarán cerrados a partir de mañana, con la excepción de Plaza Norte 2 y Luxury Palafox, en Madrid, que seguirán abiertos de lunes a domingo, y el resto de cines de Madrid (Ideal, Tres Aguas, Rivas Futuro, Islazul, Plenilunio) que, junto a Las Arenas y Los Alisios de Las Palmas, permanecerán operativos de miércoles a domingo.

Ocine, una empresa familiar con veintiún cines repartidos por todo el país, también ha confirmado hoy a Efe que, ante las últimas medidas establecidas por el avance del covid, clausuran temporalmente, a partir de mañana, los de Mendibil (Irún) y Tudela (Navarra), hasta nuevo aviso. Otros diez ya habían cerrado previamente.

En este momento Ocine mantiene abiertos solamente los tres de la provincia de Madrid (Callao, Pinto y Alcorcón), dos en Barcelona (Badalona, Granollers), uno en Tarragona (Gavarres), uno Girona, uno en Valencia (Aqua) y el Premium Estepark de Castellón, aunque este último previsiblemente cerrará a partir del viernes.

La apertura es de miércoles a domingo, salvo los de Alcorcón y Callao en Madrid y el Gavarres de Tarragona, que seguirán activos a diario.

“Se cierra para poder regresar con más fuerza”, ha declarado a Efe Laia Marsal, responsable de marketing de Ocine, que confía en regresar, como tarde, en primavera, “cuando las amapolas vuelvan a florecer”.

En las últimas semanas también Cinesa, Kinépolis y MK2 se han visto obligados a cerrar temporalmente.

Cinesa lo anunció el 11 de enero: todos sus cines (39 en total, con cerca de 500 pantallas) han cesado su actividad -hasta el 18 de febrero de momento- excepto los trece de Madrid, cinco de Barcelona, los Luxe Bonaire de Valencia y La Cañada de Málaga que se mantienen abiertos de miércoles a domingo.

El que tenían en Valladolid (Zaratán) cerró definitivamente el 10 de enero, después de dieciocho años activo.

En busca de vías alternativas de ingresos, el grupo integrado en la multinacional AMC Theaters, el principal a nivel mundial, ofreció ayer sus salas a las autoridades como recintos seguros para vacunar a la población.

Kinépolis -multinacional belga presente en seis países entre ellos España- mantiene abiertos sus dos complejos de Madrid (Ciudad de la Imagen y Diversia), los Full Cinemas de Barcelona y el Plaza Mar 2 de Alicante, mientras que los dos de Granada y otros dos en Valencia están cerrados hasta nuevo aviso.

“El principal problema que tenemos es la asimetría, la situación varía en cada comunidad autónoma y hasta en cada municipio, unos prohíben el consumo de alimentos, otros limitan el aforo, otros el horario, esto es algo excepcional en Europa”, ha indicado a Efe Agustín Llorente, director general de Kinépolis.

Esa disparidad, ha añadido, hace que sea difícil lanzar campañas de promoción y perpetúa la tendencia de las distribuidoras a postergar los grandes estrenos.

Sobre el horizonte temporal, Llorente confía en que en marzo “vuelva cierta alegría” a los cines, aunque la Semana Santa será el punto de inflexión.

“Hay distribuidoras que han expresado su compromiso de estrenar películas potentes para Semana Santa, será un momento clave y, a partir de ahí, el problema será la saturación del calendario por todos los estrenos acumulados”, ha señalado.

El grupo francés MK2 tiene cerrados la totalidad de sus veintiséis cines (200 pantallas) desde el 17 de enero.

Estas cinco grandes cadenas representan, según FECE, el 55 % del mercado. Su cómputo global actual indica que un 44,5 por ciento de los cines en España permanece abierto, pero la cifra se revisa cada lunes, por lo que estos últimos cierres aún no están incluidos en ese porcentaje.

Borja de Benito, portavoz de la federación estatal, asegura que están negociando a todos los niveles -nacional, autonómico y municipal- para acceder a nuevas ayudas directas para las salas.

El año pasado el Gobierno central destinó 13 millones de euros, de los que se otorgaron 10 y 3 se quedaron sin repartir.

Los exhibidores están negociando con el ICAA -el Instituto de Cinematografía, dependiente del Ministerio de Cultura- cómo recuperar esa cantidad en una posible segunda fase de ayudas, junto a otras dotaciones.

Países como Francia o Alemania han destinado, en ambos casos, más de 165 millones de euros para la recuperación de la industria audiovisual tras el impacto por el covid, según datos de la Unión Internacional de Cines (UNIC).