La Semana de la Moda de Milán más atípica arranca con el clasicismo de Prada

15 de julio de 2020
La Semana de la Moda de Milán más atípica arranca con el clasicismo de Prada

Roma, 15 jul (EFE).- Algunas de las principales firmas de la moda italiana presentaron hoy sus propuestas para la temporada primavera/verano con una reinvención del concepto del desfile, en la primera jornada de la Semana de la Moda de Milán, que se celebra de forma digital por la pandemia del coronavirus y que ha contado con una vuelta a los clásicos de Prada.
En lugar de un único desfile, la casa milanesa presentó “El espectáculo que nunca ocurrió”, cinco cortos dirigidos por diferentes artistas en los que predominó el blanco y el negro, un minimalismo representativo de la firma, aunque aderezado con ciertos toques vanguardistas.
Cada uno de los artistas interpretó el concepto de desfile y lo transformó en sus piezas, algunas una mera combinación de fotografías y otras en los que los modelos presentan en elaborada coreografía una colección de tonos apagados y líneas rectas.
En total, son 37 las firmas que “desfilarán” en la Semana de la Moda digital que comienza hoy y que terminará el próximo viernes 17, aunque entre vídeos y presentaciones Milán acogerá de manera virtual a más de 400 marcas.
Con un estilo opuesto al de Prada, Moschino presentó su precolección para hombre con una arriesgada propuesta de combinaciones cromáticas y de texturas imposibles.
En un “fashion film” breve y austero, con un solo modelo, Moschino sigue en su línea excéntrica con una colección en la que predomina la temática espacial, con llamativos estampados de naves y extraterrestres.
El creador Jeremy Scott apostó por una geometría colorida que evoca el italiano “diseño Memphis” con el fin de llamar al optimismo y seguir siendo “la diversión en la moda”, como lo define la firma en la presentación de su colección.
Para la precolección de moda femenina la firma tendió más a una imagen clásica, con un estilo “vintage” que recuerda a los años 60 donde predomina la falda corta y la blusa.
Los topos y los estampados en tonos amarillos, azules y rosas fueron un constante en las piezas de la casa milanesa, que recurre también a la bandera italiana en muchas de sus creaciones.
La semana arrancó con el estilo veraniego y desenfadado de la joven firma MSGM, del diseñador Massimo Giorgetti, un estilo presente también en la colección femenina de la creadora Alberta Ferretti, donde predominan los vestidos largos de vivos colores.
Ferretti propuso un viaje por Italia en la presentación de unas piezas elegantes y estilizadas, en las que hace dialogar los paisajes de las distintas ciudades del país con unas creaciones que evocan al glamour del diseño italiano del siglo XX.
Una de las apuestas más rompedoras del día fue la de la firma Magliano, del joven modista boloñés Luca Magliano, quien recupera las tendencias de la subcultura, el arte urbano y el grafiti en sus piezas, acompañadas en muchas ocasiones de imágenes sexualmente explícitas.
La semana digital seguirá mañana con el desfile de Les Hommes y el plato fuerte de Dolce & Gabanna, que además sí tendrá un evento físico.
El jueves será el turno de otras prestigiosas firmas como la de Salvatore Ferragamo, mientras que el viernes cerrarán la semana las colecciones de Gucci y Ermenegildo Zegna.
El presidente de la Cámara Nacional de la Moda Italiana, Carlo Capasa, presentó esta nueva edición de la Semana de la Moda como una apuesta “excitante” para un momento en el que “lo digital y lo físico irán de la mano durante mucho tiempo”.
Capasa previó que en el futuro habría por lo menos dos semanas de la moda digitales al año especialmente orientadas a los consumidores, más que a la industria.
La plataforma digital donde se exponen las distintas marcas estará activa las 24 horas del día y es accesible desde cualquier país. EFE
acc/lsc/aam
(vídeo)(foto)