“La poesía ayuda a superar el conflicto, pero no a sanar”: poeta libio Etwebi

9 de julio de 2016
“La poesía ayuda a superar el conflicto, pero no a sanar”: poeta libio Etwebi

Paola Andrea Ariza

Medellín (Colombia), 9 jul (EFE).- El poeta libio Ashur Etwebi considera que la poesía ayuda a superar conflictos como el que desgarra a su país desde hace varios años y es también un instrumento para salvaguardar la historia en tiempos difíciles.

Etwebi, que es uno de los poetas más destacados de Libia y vive en Noruega como refugiado, participa en el Festival Internacional de Poesía de la ciudad colombiana de Medellín, donde en una entrevista con Efe habló hoy del papel que tiene la poesía en tiempos de guerras.

“La poesía te ayuda a superar el conflicto, pero no te puede ayudar a sanar las heridas de la violencia, ayuda a suavizar el impacto, pero no a sanar”, dijo al explicar que es ahí donde se despierta la consciencia.

El poeta de 64 años, que también es traductor y médico, jugó un papel importante en el establecimiento de una escena cultural en su país después de la caída de Muamar Gadafi en octubre de 2011.

Igualmente ha sido parte de la organización de festivales culturales y literarios en el contexto internacional y en Libia, como el primer Festival Internacional de Trípoli (2012), y el Festival de Poesía Poemas y Ciudades, que recorrió el Gran Sahara y las Montañas Nafusa (2014).

Para Etwebi, los tiempos de conflicto ayudan a los poetas a avanzar en su escritura, sobre todo desde el punto de vista estético.

Desde su experiencia, señala que cuando el conflicto libio estaba en su punto máximo, el único lugar donde encontraba refugio era en la poesía, al leerla, escribirla o traducirla.

“La poesía ha sido una forma de salvaguardar la historia, ya que a través de ella aún en tiempos de conflicto se pueden hacer grandes obras, un ejemplo de esto es la Ilíada, de Homero, él pudo escribir esta historia épica porque había un conflicto”, dijo.

El poeta se mostró seguro de que “así la poesía no tenga un poder directo para interferir (en el conflicto), lo hace de maneras muy suaves, frágiles y sutiles, pero estas formas trascienden las eras y duran cientos de años”.

Y es que Etwebi, a pesar de sumergirse en las letras y la cultura, lleva con él la tristeza de la guerra que afronta el país magrebí.

“No sé por qué quemaron mi casa y me amenazaron a mí y a mi familia, tuve que irme, pero no me gusta; ser un refugiado es no tener vida, estás a salvo físicamente, pero no estás a salvo psicológicamente, espiritualmente, emocionalmente”, afirmó.

Para él, esta es solo una historia que repiten varios de sus compatriotas: “las personas en Libia en este momento viven en la oscuridad debido a los cortes de energía, no pueden sacar su dinero de los bancos, en ocasiones no hay agua, deben vivir el día a día tratando de sobrevivir”.

Aunque Etwebi se lamenta de que no hay ley, ni orden, y “hay muchos criminales, te pueden secuestrar a ti o a cualquier miembro de tu familia”, se muestra esperanzado con las “personas extremadamente buenas que están tratando de hacer la diferencia y que las cosas cambien”.

“He visto la destrucción que el Gobierno nacional ha causado en diferentes países, ahora tenemos la misma situación de guerra en mi país, no creo que haya otra manera de solucionar el conflicto que el abrir nuestros ojos”, dijo.

Para Etwebi, espacios como el Festival Internacional de Poesía de Medellín funcionan como un punto de encuentro en el que a través de la discusión se ilumina el conocimiento alrededor de lo que está pasando en el mundo.

“Lo más bonito de este festival es que tiene un lado humano inmenso, el equipo organizador es como si fuera un solo corazón latiendo, no es un festival frío, no es un festival donde un poeta sea más grande o menos que otro, es un festival donde todos son poetas” agregó.

Ashur Etwebi, que cuenta con nueve libros de poesía, siete de traducción, una novela y un libro de selección de poemas en inglés que ha sido traducido al polaco y al francés, es uno de los más de 100 poetas que asisten a este festival que comenzó ayer y concluirá el próximo 25 de junio.