La ONU ofrece a los países un sistema para detectar terroristas en sus viajes

8 mayo, 2019
La ONU ofrece a los países un sistema para detectar terroristas en sus viajes

Naciones Unidas, 8 may (EFE).- La ONU presentó este martes un programa para detectar a terroristas en sus viajes internacionales, un sistema parecido a otros ya existentes en muchas naciones, pero que en este caso está abierto de forma gratuita a cualquier país que desee utilizarlo.

Los primeros que han optado por hacerlo son Irak y Sri Lanka, aunque otros han mostrado su interés y Naciones Unidas espera que muchos más se sumen.

El programa pretende que todos los países puedan disponer de herramientas para detectar y prevenir los movimientos internacionales de terroristas y criminales.

Entre otras cosas, la ONU facilitará a todos los Estados participantes un software que filtra los datos de pasajeros para detectar a posibles individuos peligrosos, contrastando la información con bases de datos de criminales y terroristas y ciertos factores de riesgo.

Ese programa informático, bautizado como “goTravel”, es una versión modificada de un sistema que el Gobierno de los Países Bajos donó a la ONU en 2018 y que ahora la organización dará de forma gratuita.

Según fuentes de Naciones Unidas, los sistemas de ese tipo que hay en el mercado a menudo resultan muy caros y complejos de adaptar para cada país.

Además, la organización dará apoyo a los Estados para formar a personal en el uso de ese software y para desarrollar legislaciones dirigidas a frenar y perseguir los movimientos de terroristas.

Según el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, el programa ayudará a los países a “recolectar, procesar y compartir datos de viaje con otras autoridades competentes nacionales e internacionales, con pleno respeto de la privacidad y otras libertades fundamentales”.

La ONU no tendrá acceso a ninguna de la información recopilada, que quedará únicamente en manos de cada Estado miembro, según la organización.

Además de presuntos terroristas, el programa está pensado para ayudar a detectar a otros criminales peligrosos y, también, a víctimas de trata de personas.

El gran objetivo, en todo caso, son los miles de combatientes que desde numerosos países del mundo viajaron en los últimos años a Oriente Medio para unirse a grupos como el Estado Islámico (EI).

Tras la derrota de esa organización en Irak y Siria, muchos de esos individuos están tratando de regresar a sus lugares de origen o buscar refugio en otras zonas.

“Muchos están bien entrenados y podrían llevar a cabo futuros ataques terroristas. Otros esperan radicalizar y reclutar a nuevos seguidores para su causa. Ello, así como aquellos a los que inspiran, representan una gran amenaza trasnacional”, dijo este martes Guterres en la presentación de la iniciativa.

Según el jefe de la ONU, detectar y detener a esos terroristas y otros criminales peligrosos antes de que cometan un ataque es una enorme prioridad para la comunidad internacional.

Las estimaciones de la ONU señalan que hasta 40.000 extranjeros procedentes de más de 110 países fueron a Siria e Irak para unirse a grupos yihadistas, principalmente el EI. EFE

mvs/hc/eat