La mayor colección europea de grabado japonés se expone en el sur de Francia

8 noviembre, 2019
La mayor colección europea de grabado japonés se expone en el sur de Francia

Elisa Dezvas Aix-en-Provence (Francia), 8 nov (EFE).- Considerado el mayor conjunto de grabado japonés de Europa, y apenas visible para el público, la colección de Georges Leskowicz, marchante polaco de arte, se expone a partir de mañana en la localidad francesa de Aix-en-Provence, en el sur del país.

“Hokusai, Hiroshige, Utamaro. Los Grandes Maestros de Japón” reúne en el palacio Caumont de la ciudad más de 150 estampas originales de las más de 1.800 que ha ido atesorando el coleccionista.

Hasta ahora, Leskowicz solo había mostrado su obra en una exposición que tuvo lugar en 2017 en Varsovia.

El coleccionista de origen polaco aseguró que el suyo es el mayor conjunto de este tipo de arte que hay en Europa y el más grande del artista Hiroshige.

En Aix-en-Provence se han reunido muestras del los géneros “ukiyo-e”, considerado más popular, y “surimono”, más exclusivo, según indicó a Efe la comisaria de la exposición, Anna Katarzyna Maleszko.Destacan obras maestras como “La gran Ola de Kanagawa”, de Hokusai, la serie “Cien famosas vistas de Edo” (antiguo Tokio), de Hiroshige y los retratos y escenas eróticas de Utamaro.

Leskowicz destacó los detalles que ponen de manifiesto la unicidad de las primeras impresiones exhibidas y la fácil degradación del color de estas obras.Las nítidas estampas son bellos testimonios históricos que permiten al visitante viajar por el Japón de la era Edo (1603-1868), período en el que el país permaneció aislado del mundo bajo el estricto gobierno del “shogun” (general militar) y los samurais. Los surimonos, que difícilmente se encuentran expuestos, son obras de mayor valor por su exclusividad y refinamiento. Estos grabados se realizaban por encargo de élites literarias japonesas y combinan poesía con una versión más sofisticada de la ilustración “ukiyo-e”, explicó la comisaria.La temática es variada: escenas cotidianas de la burguesía, extravagantes representaciones pornográficas con pinceladas de humor, mitos y leyendas de la cultura japonesa, retratos de bellas cortesanas en la intimidad, samurais y estrellas de kabuki (el típico teatro japonés), paisajes en las cuatro estaciones y rituales de la fiesta de Año Nuevo.

La realista ilustración japonesa ukiyo-e ha sido una gran influencia en el cómic tanto japonés como occidental y en el trabajo de pintores como Van Gogh, Toulouse-Lautrec, Paul Gauguin o Claude Monet, que también coleccionaba estas piezas. EFE