La mayor ciudad de Bolivia reabre sus templos tras flexibilizar la cuarentena

19 de julio de 2020
La mayor ciudad de Bolivia reabre sus templos tras flexibilizar la cuarentena

Santa Cruz (Bolivia), 19 jul (EFE).- La ciudad de Santa Cruz, la mayor de Bolivia, ha reabierto sus templos para actos religiosos con la asistencia de fieles, aunque con medidas de bioseguridad para prevenir la COVID-19, por primera vez en cuatro meses al flexibilizar la cuarentena.

Mascarillas y algunos trajes de bioseguridad se vieron en la misa matutina de la Catedral Metropolitana, el principal templo católico en Santa Cruz, una ciudad con más de millón y medio de habitantes y que es, además, la más golpeada por la COVID-19 en Bolivia.

La medición de la temperatura corporal y la desinfección de cuerpo entero, medidas de rigor que se aplican en otros espacios como bancos y supermercados, también son necesarias para entrar a la catedral, en cuyo ingreso se colocó, además, un envase con alcohol en gel para las manos.

En las bancas se sienta un máximo de dos personas y se marcó con cinta adhesiva blanca el espacio que se debe dejar libre para cumplir con la distancia física requerida.

Para la comunión, el sacerdote y una religiosa recorren las bancas y entregan las hostias en las manos a los fieles que la quieran recibir, aunque también guardando distancia.

Los cultos estaban limitados hasta ahora a la participación de unos pocos religiosos y se transmitían por medios de comunicación o redes sociales.

La Alcaldía cruceña resolvió autorizarlos los viernes de seis de la mañana a cuatro de la tarde hora local, solo hasta el mediodía en sábados y domingos y con un máximo del 30 por ciento del aforo, como medida de bioseguridad para preservar la distancia y prevenir contagios del nuevo coronavirus.

El Gobierno interino de Bolivia aprobó en junio pasado una medida similar, que anuló a los pocos días tras el reclamo de colectivos como el de artistas, que pedían que también abran con medidas de bioseguridad teatros y otros espacios culturales para poder trabajar, además de críticas desde otros ámbitos al ser el país un Estado laico.

Santa Cruz ha ido levantando en los últimos días algunas restricciones de la cuarentena que rige desde finales de marzo, en un intento de reactivar la economía, con un paquete de medidas principalmente para el ámbito laboral pero entre las que también se incluyen otras como esta sobre el culto religioso.

La región cruceña, que tiene más de tres millones de habitantes, registró por segunda vez consecutiva un récord diario de contagios, con 1.245, según el último reporte oficial.

Las autoridades sanitarias regionales han advertido de que en ese departamento empezó un “turbión epidemiológico” que está golpeando con una velocidad de 40 a 50 contagios por hora, lo que achacan a la irresponsabilidad de gente que incumple la cuarentena.

Santa Cruz presenta más de la mitad de los casos confirmados de COVID-19 en Bolivia y el mayor número de fallecidos, con 28.989 y 778, respectivamente, de 56.102 y 2.049 del total nacional. EFE

jct-gb/dmt

(foto) (video)