La Liga Árabe condena el respaldo de Estados Unidos a Israel en El Golán

1 de abril de 2019
La Liga Árabe condena el respaldo de Estados Unidos a Israel en El Golán

Túnez, 1 abr (EFE).- La trigésima cumbre de la Liga Árabe concluyó hoy con una condena a Estados Unidos por su decisión de respaldar la soberanía de Israel sobre los altos sirios del Golán, ocupados en 1967 y la tradicional defensa de un estado en Palestina.

En la declaración final, los 22 países que componen este foro regional también condenaron lo que consideran la injerencia de Irán, en particular por su respaldo a grupos chiíes en las guerras de Siria y Yemen.

Asimismo, expresaron su solidaridad con el pueblo libio e instaron a las diferentes partes en conflicto a trabajar juntos en el marco del plan de paz presentado hace dos años por el enviado especial de la ONU a Libia, Ghassam Saleme, y que incluye la celebración de elecciones.

Como en ocasiones precedentes, la sesión quedo marcada por las ausencias -frutos de los conflictos internos- y por la ausencia en la agenda de temas cruciales como la defensa de los derechos humanos y las libertades.

Solo la mitad de los 22 jefes de Estado estuvieron presentes en Túnez, con el rey Salman de Arabia Saudí a la cabeza y los mandatarios de Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Kuwait, Egipto, Jordania, Iraq, Yemen, El Líbano, Palestina, Mauritania y Yibuti.

Y estuvieron ausentes el resto, notablemente el presidente de Sudán, Omar Hasan al Bachir, sobre el que pesa una orden de arresto internacional, el rey de Marruecos, Mohamad VI, el Sultán Qabus de Omán o el presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, gravemente enfermo.

La anécdota de la jornada la dejó el emir de Qatar, Tamim ben Hamad Al Thani, quien abandonó el plenario poco después de pronunciar su discurso.

De forma paralela a la cumbre, la sociedad civil y la asociación de periodistas tunecinos celebraron una serie de actos paralelos para denunciar la sistemática falta de libertades y la violación regular de los derechos humanos en la región, que incluyó una marcha en el centro de la capital. EFE

jm-nrm/jsg