La Justicia uruguaya inicia una investigación penal a petrolera estatal Ancap

22 de julio de 2016
La Justicia uruguaya inicia una investigación penal a petrolera estatal Ancap

Montevideo, 22 jul (EFE).- La Justicia uruguaya inició una investigación penal para dirimir si en la gestión de la petrolera y cementera estatal Ancap entre 2010 y 2015 se cometieron hechos ilícitos o irregulares, confirmó hoy a Efe la fiscal de Crimen Organizado María de los Ángeles Camiño.

La investigación parte de las denuncias que los tres principales partidos de la oposición en Uruguay, el Nacional (PN), el Colorado (PC) y el Independiente (PI), presentaron el pasado 19 de abril ante la Justicia exponiendo sus argumentos sobre algunos hechos ocurridos en ese periodo susceptibles de constituir algún delito.

“La Fiscalía ha encontrado elementos (en el contenido de las denuncias) como para iniciar una investigación, lo que no significa que vaya concluir con responsabilidad alguna”, indicó Camiño.

Si bien las denuncias presentadas por la oposición refieren al periodo 2000-2015, la fiscal acotó que los años que más precisamente van a ser investigados por la Justicia son los del arco 2010-2015, que coincide con el Gobierno del expresidente José Mujica.

En ese periodo, el actual vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, principal objetivo de las críticas de la oposición por la gestión de Ancap, presidió la petrolera estatal desde marzo de 2010 hasta octubre de 2013, tiempo que se suma a un anterior mandato de marzo de 2008 a agosto de 2009.

“Las denuncias son complementarias entre sí y en las mismas se denuncian hechos y no personas, de ahí que pidamos el organigrama (de Ancap en los años investigados) para conectar los hechos y poder tener unos datos fieles de quiénes eran los responsables”, explicó la fiscal.

Además de solicitar a Ancap un organigrama de las autoridades de la empresa en el periodo investigado, Camiño indicó que ha pedido que un equipo de peritos del juzgado de Crimen Organizado analice y redacte un informe en base a los textos de las denuncias.

Las acusaciones de la oposición parten de una comisión de investigación parlamentaria que comenzó en agosto de 2015 y que en febrero de este año concluyó con que “no existieron actos ni hechos ilícitos ni irregulares” en la gestión de Ancap entre 2000 y 2015.

A raíz de esos resultados, las fuerzas opositoras decidieron poner en común los puntos de sus informes en los que consideraban que Ancap cometió irregularidades para llevarlos ante la Justicia.

En el contenido de sus denuncias se encuentra la gestión de la publicidad del ente, como la contratación de una radio con objetivos publicitarios que no estaba operativa o la factura de una fiesta que duró tres horas y costó 560.000 dólares.

Otro de los puntos es el contrato que firmó la compañía Cementos del Plata -perteneciente al grupo Ancap- para el transporte de cal con una empresa brasileña sin hacer una convocatoria de licitación, siempre según lo contenido en los textos de la oposición.

Además, se cuestiona la vinculación de un dueño de la empresa contratada con el negocio de la venta de cal a la central termoeléctrica de Candiota, ubicada en territorio brasileño, a unos 50 kilómetros de la frontera norte de Uruguay.

También se pone en duda un contrato entre la Armada uruguaya y Ancap para la construcción de un remolcador y dos barcazas en el que ambos organismos públicos acordaron otorgarle el negocio a una empresa argentina sin licitación.

Otro tema que figura en los textos de los denunciantes menciona la intervención de la empresa de capital italiano Exor para el pago anticipado de una deuda de Ancap con la petrolera estatal venezolana Pdvsa.

Además, se cuestiona la intermediación entre la empresa de logística marítima Trafigura y las petroleras Ancap y Petroecuador.

Ancap, que tiene el monopolio para el refinado y la distribución de los combustibles en Uruguay, cerró el ejercicio 2015 con un resultado negativo de 198 millones de dólares de pérdidas.

La cifra viene a sumarse a los 323 millones de dólares de pérdidas con los que cerró el año 2014 y los 170 de 2013. EFE