La ESA reduce las operaciones de algunas misiones científicas

25 marzo, 2020
La ESA reduce las operaciones de algunas misiones científicas

Madrid, 25 mar (EFE).- La Agencia Espacial Europea (ESA) ha decidido hoy martes una nueva reducción de su personal en el centro de misiones de Darmstadt (ESOC), en Alemania, ante el Covid-19, lo que supone parar temporalmente los instrumentos y recogida de cuatro misiones en el Sistema Solar.
Entre las misiones afectadas están el trazador de gases de órbita de ExoMars, que orbita Marte y ofrece datos sobre su atmósfera, y Mars Express, que desde hace más de una década toma imágenes de la superficie marciana.
Así como Solar Orbiter, lanzada el pasado febrero y que está viajando hacia su órbita alrededor del Sol, y Cluster, una misión de cuatro naves lanzadas en 2000 que investigan el entorno magnético de la Tierra, señala la ESA en un comunicado.
Estas misiones forman parte de una flota más extensa de 21 naves especiales que en la actualidad se siguen desde el centro de Darmstadt
Hace ya dos semanas que la mayor parte de los trabajadores de la ESA está en teletrabajo, pero ahora la agencia ha decidido reducir aún más el personal presente en sus puestos.
“Nuestra prioridad es la salud de nuestros trabajadores por lo que reduciremos la actividad en algunas de nuestras misiones científicas, especialmente en las naves espaciales interplanetarias, que actualmente requieren de un mayor número de personal en el sitio”, indica el director de operaciones de la ESA, Rolf Densing.
Todas tienen órbitas estables y misiones de larga duración, por lo que apagar sus aparatos científicos y colocarlos en una configuración segura y desatendida durante un cierto tiempo tendrán “un impacto insignificante en el rendimiento general de su misión”, explica Densing en la nota.
En los próximos días, las misiones interplanetarias se irán poniendo de forma gradual en una configuración segura, de manera que “desde ese momento necesitarán poca o ninguna intervención desde Tierra”, destaca el responsable del operaciones de misión de la ESA, Paolo Ferri.
Para el director científico de la ESA, Günter Hasinger, “se ha tratado de una decisión difícil, pero es la correcta. Nuestra mayor responsabilidad es la seguridad de las personas y sé que todos nosotros, en la comunidad científica, entendemos por qué es necesario”.
En cuanto a las misiones, recuerda que son algunos de los experimentos científicos “más avanzados de la Humanidad” y si poner algunas en espera temporal “las mantiene seguras, entonces eso es lo que haremos”.
Los equipos de ESOC se podrán concentrar en mantener la seguridad de otras naves, como BepiColombo, que en su camino hacia Mercurio necesitará asistencia para ajustar su trayectoria usando la gravedad de la Tierra el 10 de abril.
Esa misión de apoyo la llevará a cabo un número “muy reducido” de ingenieros y con un respeto total de las medidas de distanciamiento social, salud e higiene que exigen la situación actual, agrega la nota.
La medida no afectará a otras misiones que se realizan también desde Darmstadt como las de observación de la Tierra del Programa Copérnico de la Comisión Europea, que requieren de frecuente atención, pero los equipos pueden realizar la mayoría de las acciones de control a distancia con un solo técnico en la sala de control. EFE
cr/icn