La economía de Uruguay mantuvo desaceleración en 2015 y creció un 1 %

1 de abril de 2016
La economía de Uruguay mantuvo desaceleración en 2015 y creció un 1 %

Montevideo, 1 abr (EFE).- La economía de Uruguay acumuló un crecimiento de un 1 % durante 2015 con respecto al año anterior, a menor ritmo que en 2014, cuando registró una expansión del 3,2 %, según un informe divulgado hoy por el Banco Central del Uruguay (BCU).

El crecimiento de la economía “se explica por las tasas anuales positivas en las industrias manufactureras” (5,7 %), a raíz de la producción de celulosa, así como la del sector del transporte, almacenamiento y comunicaciones (3,1 %), fruto de “la continua expansión de las telecomunicaciones”.

El primer sector tiene una incidencia del 0,7 % en el crecimiento del producto interior bruto (PIB) de Uruguay, mientras que la del segundo es del 0,5 %, según el Informe de Cuentas Nacionales publicado por el BCU con los datos de la economía uruguaya durante 2015.

En tanto, entre los sectores que registraron caídas en el nivel de actividad se encuentran el suministro de electricidad, gas y agua, que decreció un 8,1 % y que repercutió negativamente en un 0,2 % en el PIB, seguido por la construcción, con una caída de 5,4 % y una incidencia negativa del 0,2 % sobre el PIB.

Desde el punto de vista del gasto, “se registró una caída de la demanda interna compensada por el crecimiento de la demanda externa neta”.

En ese sentido, el gasto de consumo final aumentó un 0,3 % en términos interanuales, al tiempo que la formación bruta de capital cayó un 7,7 % en comparación con el año anterior, disminución que se explica en parte por el comportamiento contractivo de la inversión pública y privada, “tanto en maquinaria y equipos importados como en construcción”.

Por su parte, las exportaciones de bienes y servicios disminuyeron un 1,2 % en la comparación entre 2014 y 2015, al tiempo que las importaciones lo hicieron un 7,4 %.

En total, el PIB “en valores a precios corrientes” ascendió en 2015 a 1.460.439 millones de pesos uruguayos (45.355 millones de dólares), con una participación del 38 % de actividades que incluyen servicios inmobiliarios, financieros, prestados a empresas y al Gobierno, de esparcimiento y personales.

A este sector le siguen las industrias manufactureras (13,4 %), el comercio, las reparaciones, los restaurantes y los hoteles (13,1 %) y la construcción (9,5 %).

La menor participación de este año del sector agropecuario (6,2 % en 2015 frente a 6,7 % de 2014) se explica por los menores precios y volúmenes del mismo.

Asimismo, el informe del Banco Central analizó los datos del cuarto trimestre de 2015 en “términos desestacionalizados”, y en comparación con el trimestre anterior, creció un 0,1 % entre los dos períodos.

Las actividades primarias, que incluyen al sector agropecuario, disminuyeron un 4,5 %, mientras que los demás sectores presentaron leves variaciones.

En términos interanuales, el cuarto trimestre de 2015 presentó una contracción del 0,1 % en comparación con el mismo período de 2014, con un crecimiento de 6,5 % en el suministro de electricidad, gas y agua y caídas en la construcción (6,4 %), el comercio, las reparaciones, los restaurantes y los hoteles (2,0 %) y las actividades primarias (1,4 %).