La CIDH otorga medidas cautelares al periodista colombiano Ricardo Calderón

20 de enero de 2021
La CIDH otorga medidas cautelares al periodista colombiano Ricardo Calderón

Bogotá, 20 ene (EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares al periodista Ricardo Calderón, distinguido con el Premio Iberoamericano de Periodismo Rey de España, al considerar que “se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Colombia”.

Calderón, exdirector de la Revista Semana, ha revelado con sus investigaciones graves casos de corrupción en las Fuerzas Militares de Colombia, trabajos por los que ha estado expuesto a constantes amenazas y agresiones contra su vida.

De acuerdo con la solicitud que recibió la CIDH, Calderón “se encuentra en una situación de riesgo debido a amenazas, vigilancias y seguimientos por parte de quienes identificaron como agentes del Estado y otros terceros como resultado de sus investigaciones periodísticas”.

“La Comisión solicitó a Colombia que adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida e integridad personal de Ricardo Calderón Villegas, que le permitan continuar realizando sus actividades periodísticas en condiciones de seguridad”, advirtió la CIDH al considerar que los eventos de riesgo denunciados por el periodista le ponen en “una situación de vulnerabilidad”.

AMENAZAS E INTIMIDACIONES

El jurado del Premio Rey de España otorgó a Calderón y su grupo de trabajo el galardón por “Operación silencio”, una serie publicada en la Revista Semana en 2019 que reveló las amenazas y presiones a los militares que denuncian los “falsos positivos”, como se conoce en el país a las ejecuciones extrajudiciales de civiles que luego eran presentados como guerrilleros muertos en combate.

Ese trabajo no estuvo exento de riesgos porque, según Calderón, “no se trataba de corrupción de bajo nivel sino de generales del Ejército”, y dio pie a amenazas contra el equipo de periodistas e incluso contra las fuentes.

“Las amenazas comenzaron a escalar primero con llamadas telefónicas, mensajes de texto, luego sufragios (esquelas mortuorias), enviaron lápidas y hubo seguimientos al equipo. Lo hacían muy evidente para que nos diéramos cuenta de que estaban encima nuestro”, recordó Calderón en una entrevista con Efe en noviembre pasado.

En mayo del año pasado, el equipo de investigaciones de la revista Semana, liderado entonces por Calderón, denunció que miembros del Ejército espiaron entre febrero y diciembre de 2019 a por lo menos 130 personas, entre ellos periodistas nacionales y extranjeros, defensores de derechos humanos, sindicalistas e incluso generales y miembros del Gobierno, al parecer mediante el desvío de recursos de la cooperación estadounidense.

Calderón y el equipo de investigaciones renunciaron a Semana en noviembre de 2020 y desataron una ola de dimisiones que para muchos significaron el fin de una era de la revista que reveló grandes escándalos de corrupción en el poder y las Fuerzas Militares.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

La CIDH consideró de “especial seriedad” los eventos que Calderón “ha enfrentado al momento de publicar investigaciones en las que se denunciaron presuntas irregularidades cometidas por miembros del Ejército Nacional en temas de trascendencia nacional como los denominados ‘falsos positivos’, ‘perfilamientos’ o denuncias de corrupción al interior de dicha institución”.

Aunque valoró las acciones de protección adoptadas por el Estado hacia el periodista, advirtió que pese a las investigaciones abiertas, no se han producido avances sustantivos en la sanción de quienes serían los responsables de los eventos de riesgo.

“La Comisión observó que las partes concuerdan en la necesidad e importancia que se implementen medidas de protección, sin embargo, advirtió discrepancia en torno a la mejor forma de implementarlas”, explicó la CIDH. EFE

kvg/jga/cav