La banca mexicana defiende su papel como motor económico

13 de marzo de 2016
La banca mexicana defiende su papel como motor económico

Acapulco (México), 13 mar (EFE).- La banca mexicana defendió su desempeño de los últimos años en el impulso de la economía a través del otorgamiento de créditos, al tiempo que señaló a la informalidad como uno de los retos a superar para mantener el crecimiento.

“El ciclo que empezó la banca mexicana el año 2000 es el mejor ciclo de su historia porque es el ciclo más largo, más dinámico y es sostenible”, dijo el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Robles, en una rueda de prensa previa al inicio de la convención anual bancaria en el puerto de Acapulco.

El también presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer indicó que en los pasados 15 años el crédito bancario al sector privado ha crecido a una tasa promedio de 3,8 % del producto interior bruto (PIB), siendo 2015 el año más dinámico del ciclo.

Refirió que el crédito se expandió en 2015 a una tasa de 12,9 % frente al 9,3 % promedio del ciclo. “Fue el mejor año que ha tenido la banca en su desempeño durante el ciclo más virtuoso” de su historia, abundó.

“Durante el ciclo, México está creciendo más que Brasil, Colombia, Corea del Sur, solo ligeramente por debajo de Turquía y Rusia entre los países emergentes. Y frente a los desarrollados, nos comparamos muy favorablemente, por arriba de países como España, Francia, Estados Unidos y Reino Unido”, expuso el ejecutivo.

Enfatizó que este nivel de crecimiento es sostenible debido a que la banca está bien capitalizada, atiende a todos los sectores y segmentos socioeconómicos de la población y porque se trata de créditos “sanos”, es decir, de bajo riesgo.

Advirtió que un crecimiento mayor del crédito como porcentaje del PIB no sería sostenible. “Un sistema financiero no puede crecer a tasas de 7 u 8 % porque eso es una burbuja que acaba reventando. Esto lo vivimos en México en 1995 y lo vivieron también los países europeos y el propio EE.UU. en la crisis de 2008, donde los crecimientos fueron exponenciales”, apuntó.

De acuerdo con Robles, el buen desempeño se explica además en el hecho de que las reformas financieras de los últimos años “y la propia dinámica de mercado de la banca ha provocado una competencia muy elevada”.

“En México es más fácil abrir un banco que en prácticamente todos los demás países. No hay muchas barreras. El número de bancos en México sigue creciendo. Hoy hay 50 bancos autorizados para operar en el país”, precisó.

Dicha competencia se ha traducido en las tasas de interés más bajas de la historia, afirmó, citando el 6,3 % que se aplica a las empresas, el 4,7 % al sector público y el 10,7 % promedio a los créditos hipotecarios, “pero hay bancos que ofrecen tasas fijas a 20 años de 7,3 %, cifra histórica”.

Por otro lado, Robles señaló que, según el último informe “Doing Business” del Banco Mundial, que mide la calidad de las medidas regulatorias para hacer negocios en 189 economías, México es el quinto país con mayor acceso al financiamiento bancario, por encima de naciones como Australia, Canadá, Reino Unido, Alemania, España, Chile y China.

“En 2012, México estaba en la posición 40” de ese listado y el avance “se logró gracias a la reforma financiera, pero también a la solvencia y liquidez de los bancos”, dijo.

El presidente de la ABM aseveró que este año los servicios financieros constituyeron el quinto impulsor del crecimiento del PIB, desde el decimoquinto sitio que tenían en 2000.

“La banca es hoy verdaderamente un motor para la economía mexicana”, declaró.

Con todo, reconoció numerosos retos, entre ellos mantener la solidez y gestión adecuada de la banca.

“Un problema en el sistema financiero contagia automáticamente el crecimiento de una economía, y hoy el sistema financiero es un activo de México y tendrá que seguirlo siendo. Eso es un reto que no se nos puede olvidar”, advirtió.

También mencionó como desafíos mantener el dinamismo crediticio y alentar una demanda solvente de financiamiento, así como promover la formalización económica.