La agenda cultural siente el efecto de las protestas en las calles de Bogotá

28 de noviembre de 2019
La agenda cultural siente el efecto de las protestas en las calles de Bogotá

Bogotá, 28 nov (EFE).- Las protestas de la última semana contra el Gobierno colombiano han pasado factura a la variada agenda cultural bogotana que ha tenido que cancelar o en su defecto aplazar distintas actividades debido a los bloqueos de calles y a los problemas de seguridad.
Las manifestaciones, en su mayoría pacíficas, ocasionaron sin embargo problemas de movilidad y desórdenes públicos en algunos puntos de la ciudad y por eso los organizadores de conciertos, conferencias, presentaciones de libros y otras actividades optaron por suspenderlas.
DE ROSALÍA A LOS LIBROS
Entre los afectados está el festival Megaland, que iba a celebrarse el próximo sábado en el Parque Simón Bolívar y en el que participaba la cantante española Rosalía, pero que se aplazó sin nueva fecha.
La organización argumentó “los riesgos que presenta un encuentro de este tipo” en las “circunstancias actuales” que los obligó a “aplicar el principio de prevención y a buscar una fecha más adelante para llevar a cabo este concierto”.
El grupo musical colombiano Morat también se vio afectado por las jornadas de movilización en Bogotá y tuvo que trasladar la fecha del concierto que iban a celebrar este miércoles en el Teatro Cafam.
Por otra parte, Telefónica Movistar Colombia anunció que “debido a las dificultades de movilidad” tuvo que reprogramar el concierto de cierre del “Tour Simples Corazones” del cantante bogotano Fonseca, previsto para hoy en el Movistar Arena, y programarlo de nuevo para el sábado 14 de diciembre.
La banda Oh’laville se sumó a Fonseca y manifestó que el concierto “Soles Negros”, que estaba programado para hoy quedaba aplazado para mañana.
“En estos días históricos, que no haya lugar ni foco para otra cosa que no sea seguir pidiendo cambio, unidos, en paz y de forma masiva. Nos veremos en las calles, amor para todos”, indicó la organización en un comunicado.
El mundo literario también se vio afectado por las protestas, y varias presentaciones de libros se cancelaron, como la de “Chiribiquete: la maloka cósmica de los hombres jaguar”, del antropólogo Carlos Castaño-Uribe publicada por SURA con fecha para el 28 de noviembre.
“Entendiendo el contexto actual de la ciudad, este evento se aplazará para los primeros meses de 2020”, informó el grupo Sura, promotor de esta iniciativa junto con Villegas Editores y Mesa Estándar.
El escritor Héctor Abad Faciolince, que tenía previsto presentar esta semana en Bogotá su nuevo libro, “Lo que fue presente”, también tuvo que postergarla para mediados de diciembre, y así muchas otras actividades en la ciudad.
TAMBIÉN EL DEPORTE
El toque de queda nocturno que el alcalde Enrique Peñalosa decretó el pasado viernes también afectó al deporte, y obligó a cancelar el partido de exhibición en el Movistar Arena entre Roger Federer y Alexander Zverev.
Los organizadores llegaron a adelantar la hora del partido pero al final tuvieron que suspenderlo y los bogotanos se quedaron sin ver en acción al suizo y al alemán.
“Estoy con el corazón roto por la gente de Bogotá. Debido al toque de queda esta noche, desafortunadamente no pudimos organizar el partido que he esperado tanto”, dijo Federer en su cuenta de Twitter y prometió que volverá. EFE
ares/joc/laa