Kuczynski abandona clínica y es trasladado a su casa para cumplir arresto

3 mayo, 2019
Kuczynski abandona clínica y es trasladado a su casa para cumplir arresto

Lima, 3 may (EFE).- El expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, de 80 años, abandonó este jueves la clínica limeña donde estuvo internado durante las dos últimas semanas y fue trasladado a su vivienda, donde cumplirá una orden de arresto domiciliario por 36 meses mientras se le investiga en el marco del caso Odebrecht.

El exmandatario, que gobernó Perú entre 2016 y 2018, permaneció en cuidados intensivos desde el pasado 17 de abril, cuando fue trasladado desde la celda donde cumplía una orden de detención preliminar por diez días por presentar dolencias cardíacas.

Según imágenes mostradas por la cadena de televisión estatal TV Perú, Kuczynski fue sacado este jueves de la clínica en una camilla y conducido a su domicilio en una ambulancia, sin que hasta el momento se tenga mayor información sobre esta medida.

Durante su internamiento, Kuczynski, quien padece de taquicardia ventricular no sostenida, con potencial riesgo de fibrilación ventricular y muerte súbita, según un informe médico de la clínica, fue sometido a una operación para colocarle un marcapasos.

Precisamente, el informe médico hizo cambiar la opinión del equipo de fiscales a cargo de su caso, que había solicitado que se le impongan 36 meses de prisión preventiva, pero tras conocer su estado de salud varió su pedido por el arresto domiciliario.

Los familiares de Kuczynski señalaron que su salud también se vio afectada tras conocer la noticia de la muerte del exmandatario Alan García (1985-1990 y 2006-2011), quien se suicidó el 17 de abril cuando iba a ser detenido por la Policía por presuntamente haber recibido sobornos en el marco del caso Odebrecht.

En la investigación de este gigantesco caso de corrupción, Kuczynski ha sido implicado por presuntas irregularidades cuando era ministro en el Gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

La Fiscalía investiga si Kuczynski ocultó pagos ilícitos de Odebrecht por intermedio de su consultora Westfield Capital, registrada en Estados Unidos, con la que facturó 782.000 dólares entre 2004 y 2007 a la constructora brasileña en consultorías sobre proyectos de obra pública que luego fueron adjudicados a la empresa.

Además de Kuczynski y García, por el caso Odebrecht también están imputados a los expresidentes Toledo y Ollanta Humala (2011-2016).

También se investiga a las excandidatas presidenciales Keiko Fujimori, quien está en prisión preventiva desde fines de octubre pasado, y Lourdes Flores Nano, del conservador Partido Popular Cristiano (PPC); además de a la exalcaldesa izquierdista de Lima Susana Villarán. EFE

mpg/dub/cav