Kirchnerismo presentará lista propia en elección de autoridades de peronismo

5 de marzo de 2016
Kirchnerismo presentará lista propia en elección de autoridades de peronismo

Buenos Aires, 5 mar (EFE).- El kirchnerista Frente para la Victoria (FpV) dijo que presentará su propia lista de candidatos para la elección de autoridades que el Partido Justicialista (peronismo) celebrará el 8 de mayo próximo en Argentina.

El FpV rechazó así consensuar una “lista de unidad” con los dirigentes peronistas tradicionales y aquellos que son menos opositores al Gobierno de Mauricio Macri.

“Vamos a dirimir el rumbo del partido en internas porque no puede haber una lista de unidad si no hay consenso en los conceptos fundamentales”, dijo a la agencia oficial Télam el alcalde de la localidad de Avellaneda, Jorge Ferraresi, uno de los principales dirigentes peronistas del cinturón urbano de la provincia Buenos Aires.

“Nosotros tenemos claro que el peronismo tiene que ser un partido de oposición y que defienda a la sociedad de las políticas neoliberales del Gobierno de Macri”, agregó.

Según Ferraresi, en el kirchnerismo “hay varios posibles candidatos” a presidir el Partido Justicialista, pero no confirmó nombres.

El principal nombre que actualmente suena dentro del peronismo para conducir al partido es el diputado y exgobernador de la norteña provincia de San Juan, José Luis Gioja.

“Es uno de los hombres más respetados del movimiento nacional y unos de los pocos que puede, con la colaboración de todos los sectores, conducir esta etapa de horizontalidad que vivimos en la oposición para reorganizarnos cuanto antes y volver a ser el partido de la mayoría”, dijo hoy el diputado Oscar Romero, del bloque Justicialista.

Romero y una decena de diputados peronistas abandonaron recientemente el bloque del FpV en la Cámara baja por diferencias con el kirchnerismo y se han mostrado dialoguistas con el Gobierno de Macri.

Las diferencias entre el kirchnerismo y el peronismo tradicional ha sacudido al partido, que aún intenta reorganizarse y superar la herida causada por la derrota electoral de 2015 que lo alejó del poder luego de 12 años en la Presidencia argentina.