Imagen logo de la OPI

Eric Cole lidera un Campeonato PGA con muchos damnificados y Jon Rahm en 6 sobre par

 19 mayo, 2023

Redacción Deportes (EE.UU.), 19 may (EFE).- Eric Cole (-5) es líder en solitario tras la primera jornada del PGA Championship celebrada este jueves en Rochester (Nueva York) tras acabar su ronda a falta de cuatro hoyos para el final por oscuridad en el muy complicado campo del Oak Hill Country Club, con el español Jon Rahm en apuros con su seis sobre par.

Cole supo evitar las trampas que tenía preparadas el recorrido y firmó una tarjeta impresionante con seis ‘birdies’, tres de ellos consecutivos en el dos, tres y cuatro. Tan solo un ‘bogey’ para él, que disputa su segundo ‘major’ y en el anterior, el US Open de 2021, no pasó el corte.

Le sigue de cerca a un solo golpe el estadounidense Bryson DeChambeau (-4), quien igualó la mejor ronda de su carrera en un ‘major’, y dio otra exhibición con el drive golpeando hasta en diez ‘tees’ a más de 300 yardas.

Fue de los pocos favoritos que cumplieron con las expectativas, siendo Jon Rahm la mayor decepción, con 76 golpes, seis por encima del par del campo. El de Barrika nunca se encontró cómodo en su debut en Rochester.

Tanto el estadounidense Dustin Johnson (-3) como el australiano Adam Scott (-2) ocuparon siempre las posiciones más altas pero se les atragantó el 18 con un ‘bogey’ del primero y un ‘doble-bogey’ del segundo.

Junto a Johnson, con tres bajo par terminaron Scottie Scheffler y el canadiense Corey Conners.

Algo meritorio porque el campo fue muy protagonista por su dificultad, logrando que muchos de los mejores golfistas del mundo celebraran los pares como si fueran ‘birdies’.

EL PEOR DÍA DEL AÑO PARA JON RAHM

Rahm arrancó su primer grande como número uno del mundo y partía como favorito, pero prácticamente se descartó para el triunfo final con una tarjeta de 76 golpes (+6).

Fue su peor jornada en lo que va de año y su preocupación el viernes será pasar el corte, algo que lleva haciendo catorce torneos consecutivos, la racha activa más importante.

El de Barrika comenzó bien con un ‘birdie’ en su primer hoyo, el diez. La pesadilla comenzó en el 16 tras cinco hoyos con par del campo, cuando encadenó tres ‘bogeys’ consecutivamente, algo que no sucedía desde el U.S. Open de 2020.

Fue el inicio de las malas sensaciones, que también aparecieron en la segunda parte, cuando Rahm firmó tres ‘bogeys’ más en el dos, el tres con corbata incluida, en el seis, y un ‘doble-bogey’ en el siete.

Para Rahm aún no es momento de descartar nada.

«A ver si puedo poner unos buenos swings en el campo, hacer lo que tengo que hacer y empezar fuerte, hacer bajo par, y ponerme en cierta posición para el fin de semana. Si termino el sábado alrededor del par del campo, tendré muy buenas opciones para el domingo», comentó al terminar su recorrido.

El PGA Championship sigue siendo esquivo a Rahm. En la edición de 2022 en Tulsa, en la tercera jornada, el de Barrika también firmó 76 golpes, siendo ambos los dos peores días de su carrera en el grande.

LA AMENAZA DE SCHEFFLER

Scheffler es el único golfista que puede arrebatar el número uno del mundo a Rahm, y de haber estado algo más inspirado en el ‘green’ habría firmado una tarjeta histórica.

Para Scheffler fue la primera ronda de un grande, en toda su carrera, sin ‘bogeys’. Para asaltar el número uno necesita, al menos, terminar cuarto en solitario y que Rahm vaya al puesto 49 o peor.

Si Scheffler gana el PGA Championship será número uno del mundo.

«Quiero jugar bien. Hay varias cosas que pueden motivarme, no digo que Jon no sea una de ellas. Simplemente, cada vez que ves compañeros jugando bien, tú quieres hacerlo del mismo modo», comentó.

LOS FAVORITOS SE ENREDAN EN OAK HILL

Tan solo 19 jugadores terminaron el día bajo par, y son muchos los golfistas importantes que tendrán que remontar el viernes. En la partida de Rahm, cayeron también el británico Matt Fitzpatrick con +6 y el australiano Cameron Smith con +2.

El norirlandés Rory McIlroy cerró en +1 con cuatro ‘bogeys’, por debajo suya aparecen apurados tanto Xander Schauffele como Tony Finau con +2.

La frustración se vio en un Shane Lowry (+3) desesperado en el 14 o el británico Tyrrell Hatton (+7) golpeando su drive contra el suelo tras un mal drive. EFE

ngd/am/car