Imagen logo de la OPI

Varios norcoreanos logran llegar a Corea del Sur cruzando la frontera marítima occidental

 18 mayo, 2023

Seúl, 18 may (EFE).- Un grupo de norcoreanos entre los que se encuentran varios menores cruzó recientemente a Corea del Sur a través de la disputada frontera marítima occidental y sus integrantes están siendo actualmente interrogados por las autoridades de Seúl, según indicaron hoy fuentes cercanas a este hecho a la agencia Yonhap.

El ejército sureño localizó la embarcación en la que se desplazaban los norcoreanos cuando se acercaba a la llamada Línea Límite Norte (LLN) en el Mar Amarillo en la noche del pasado 6 de mayo.

El barco fue interceptado tras cruzar la línea divisoria y sus tripulantes aparentemente expresaron su deseo de establecerse en Corea del Sur, según las mencionadas fuentes.

El grupo se encuentra ahora en una base militar en Seúl donde está siendo interrogado por diferentes autoridades, incluido el Servicio Nacional de Inteligencia (NIS), tal y como marcan los protocolos habituales cuando un ciudadano norcoreano llega a territorio surcoreano, dado que ambos países permanecen técnicamente en guerra desde 1950.

En años recientes el número de norcoreanos que ha logrado llegar a Corea del Sur se ha reducido enormemente (de los casi 1.000 que arribaron en 2019 se ha pasado a poco más de 60 en 2021 y 2022) debido en parte al enorme refuerzo de la seguridad fronteriza por parte del régimen de Kim Jong-un para evitar la entrada de la Covid-19 en su territorio.

Las deserciones a través de las fronteras marítimas o terrestres entre los dos países son raras por el nivel de vigilancia militar que existe entre las líneas divisorias, por lo que la mayoría de norcoreanos que decide abandonar su país lo hace a través de la frontera con China.

Aunque la mayoría de desertores se asienta en China (se desconoce el número exacto, pero algunas ONG hablan de decenas o centenares de miles), una parte trata de llegar al Sur, a donde han llegado algo más de 33.000 en las dos últimas décadas, a través de un tercer país -principalmente Tailandia y Mongolia- solicitando asilo en embajadas y consulados surcoreanos, trámite que no pueden hacer en los de China.

Pekín, que quiere evitar migraciones en masa de norcoreanos, no considera a los norcoreanos como refugiados sino como «migrantes económicos», por lo que si los localiza en su territorio los repatría forzosamente a Corea del Norte, donde les aguarda encarcelamiento y un régimen de torturas, según han documentado agrupaciones humanitarias y la ONU. EFE

asb/gcf