Imagen logo de la OPI

Alberto Fernández carga contra la oposición en el caso por el atentado a la vicepresidenta

 09 mayo, 2023

Buenos Aires, 9 may (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, calificó este lunes de «vergonzoso» el formateo del teléfono móvil de una testigo clave en el caso por el atentado contra la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, presuntamente llevado a cabo en unas oficinas relacionadas con la precandidata presidencial opositora Patricia Bullrich.

Durante una rueda de prensa en la provincia norteña de La Rioja, Fernández se refirió a una noticia publicada este domingo por el diario argentino Página 12, en la que se revela que una testigo clave de la causa sufrió presiones para borrar los datos de su teléfono móvil en unas oficinas de Bullrich, actual precandidata a la Presidencia por la coalición opositora de Juntos por el Cambio.

La testigo, exasesora del diputado opositor Gerardo Milman, declaró ante la Justicia que no vació el teléfono «por voluntad propia, sino que fue llevada a oficinas de Patricia Bullrich, donde un perito eliminó el contenido de su aparato, el de otra asesora y el del propio Milman», según esta información. 

El diario precisó que la testigo estaba en compañía de Milman en un bar cuando otro funcionario del Congreso le escuchó decir «cuando la maten yo estoy camino a la costa», justo dos días antes del atentado.

«Cuando leo que en el despacho de una diputada se borraban los teléfonos de una empleada para que no queden registros después del atentado a la expresidenta (2007-2015) y actual vicepresidenta, eso, en términos institucionales, es de una gravedad significativa», aseveró el presidente. 

El mandatario calificó de «imperdonable» este hecho, al tiempo que pidió explicaciones a Bullrich y Milman.

«No soy yo el que debe hablar de eso, los que tienen que explicar eso se llaman Patricia Bullrich y Milman, que son quienes indujeron a esa empleada a hacer lo que hizo», manifestó Fernández.

La reacción de la precandidata presidencial -que fue ministra de Seguridad durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019)- llegó poco después a través de Twitter: «Ya no saben que inventar frente al total y absoluto fracaso de su patético cogobierno. Conmigo, El 10 de diciembre el kirchnerismo se acaba», remarcó la política. 

En un mensaje publicado este lunes en su cuenta oficial de Twitter, la vicepresidenta argentina había aludido a la información de Página 12 para clamar contra el «encubrimiento» del intento de asesinato que sufrió.

El ataque fallido fue perpetrado el 1 de septiembre pasado, cuando Fernando Sabag Montiel, un brasileño de 36 años, se acercó a la vicepresidenta, le apuntó al rostro con un arma y gatilló sin que saliera el proyectil, en un momento en que Cristina Fernández saludaba a seguidores a las puertas de su domicilio en Buenos Aires.

Sabag Montiel y su novia Brenda Uliarte, de 23 años, permanecen detenidos como presuntos coautores del delito de homicidio, así como Nicolás Carrizo, de cuyo teléfono móvil supuestamente salieron varias comunicaciones vinculadas al atentado. EFE 

jacb/rgm/rrt