Imagen logo de la OPI

La OTAN culmina su ejercicio de guerra antisubmarina en el Atlántico Norte

 06 mayo, 2023

Imane Rachidi

Reikiavik, 6 may (EFE).- Es un ejercicio anual de guerra antisubmarina, pero adquiere más importancia que nunca con el conflicto armado en Ucrania, a las puertas de la OTAN. Un total de 12 países aliados movilizaron a 1.800 personas a bordo de 12 buques de guerra para un “entrenamiento intenso y desafiante” en 200.000 millas cuadradas del Atlántico Norte.

El Grupo Marítimo Uno (SNMG1, en sus siglas en inglés) es un grupo de trabajo integrado multinacional que busca una actualización “constante y visible” de la solidaridad y la cohesión” de la Alianza, y en las últimas dos semanas, ha reunido a 12 barcos, entre ellos la fragata ESPS Álvaro de Bazán (Clase F-100), para entrenar a unos 1.800 marineros en la guerra antisubmarina en un ejercicio a gran escala.

“Llevamos a cabo un intenso programa avanzado de entrenamiento antisubmarino y puedo decir con total confianza que este ejercicio ha sido todo un éxito. Mi grupo de trabajo mejoró sus habilidades en operaciones de guerra antisubmarina y mejoró la interoperabilidad y la preparación. Este ejercicio demostró que las tripulaciones pueden responder a cualquier amenaza planteada por las fuerzas del subsuelo”, celebró el contraalmirante Thorsten Marx.

Marx, comandante del SNMG1, ofreció este viernes una rueda de prensa en la capital islandesa para hacer balance del ejercicio, que abarcó en dos semanas un área de 200.000 millas cuadradas -los mares estratégicos entre Islandia, las Islas Feroe y Noruega-, y culminó este viernes en el puerto de Reykjavik. Fueron días “intensos y desafiantes”, dice la OTAN.

El contraalmirante aseguró que este ejercicio, que empezó el 24 de abril, es una muestra de fuerza de la Alianza y sirvió como “una excelente oportunidad para resaltar el papel de guerra de los activos marítimos de la OTAN, contribuyendo a la disuasión de potenciales adversarios y demostrando la capacidad de defender y reasegurar” a los Aliados.

Las unidades tuvieron que enfrentarse a escenarios dinámicos para poner a prueba su capacidad para enfrentar cualquier amenaza dentro del dominio submarino

Este ejercicio en directo se conoce como Mangosta Dinámica y se lleva a cabo anualmente en el Atlántico Norte, poniendo a prueba a las fuerzas de la Alianza con escenarios complejos, mientras las unidades practican su respuesta a potenciales amenazas submarinas.

La idea es que los equipos estén al día de las nuevas tácticas, mejoren sus habilidades y capacidades, y pongan en práctica la coordinación e interoperabilidad, listos para potenciales amenazas.

Canadá, Dinamarca y las Islas Feroe, Francia, Alemania, Islandia, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, España, Reino Unido y Estados Unidos participaron en el ejercicio.

Los aviones de patrulla marítima, los barcos que navegan en la superficie y los submarinos ejercieron juntos el espectro completo de los procedimientos de guerra antisubmarina.

El SNMG1, que opera bajo el Comando Marítimo Aliado con sede en Northwood (Reino Unido), es una de las cuatro fuerzas navales de muy alta preparación que forman el núcleo de la capacidad marítima de la OTAN y lleva a cabo numerosas tareas en el norte de Europa.

“Explota la agilidad inherente de los activos marítimos al mantener constantemente una postura de defensa equilibrada, proporcionada y creíble”, señala la OTAN.

Esta capacidad marítima realiza una amplia gama de tareas, incluidos ejercicios y operaciones del mundo real en períodos de crisis y conflicto.

El pasado febrero, la OTAN también llevó a cabo el ejercicio Manta Dinámica, en el que barcos, submarinos, aeronaves y personal de nueve naciones aliadas convergieron en el Mar Mediterráneo Central, frente a la costa de Sicilia, para un entrenamiento bélico similar de guerra antisubmarina y guerra anti-superficie.

“Juntos demostramos que la OTAN está preparada y unida”, advirtió hoy el comandante del SNMG1 desde Reikiavik, desde la fragata española Álvaro de Bazán, que llegó al puerto islandés junto otros cuatro de los doce buques que participaron en el ejercicio: el alemán «Mecklenburg-Vorpommern», el francés Somme, y los neerlandeses Van Amstel y NRP Bartolomey Dias. EFE

ir/cat /mah