Imagen logo de la OPI

Irán ejecuta a un ciudadano sueco-iraní por terrorismo

 06 mayo, 2023

Teherán, 7 may (EFE).- Irán ejecutó este sábado a un ciudadano sueco-iraní por actos de terrorismo, entre ellos el ataque contra un desfile militar que causó 25 muertos en el sur del país en 2018.

“La condena a muerte de Habib Farayolá Chaab, líder del grupo terrorista Harakat al Nidal, fue llevada a cabo esta mañana”, informó la agencia Mizan, del Poder Judicial.

Chaab estaba acusado de ser el líder del grupo separatista árabe Harakat al Nidal, que busca la independencia de la provincia de Juzestán, rica en recursos petroleros, en el sur del país.

Según las autoridades iraníes, Harakat al Nidal es responsable de la muerte de 247 personas en ataques terroristas en el país y cuenta con el apoyo de los servicios secretos de Arabia Saudí, Israel y Suecia.

Al frente de ese grupo, Chaab supuestamente organizó varios atentados en el país desde 2005, entre ellos el ataque de la ciudad de Ahvaz el 22 de septiembre de 2018 durante un desfile militar organizado con motivo del 38 aniversario del inicio de la guerra entre Irak e Irán (1980-88).

Cuatro extremistas abrieron fuego con fusiles Kaláshnikov desde detrás de la tribuna de las autoridades causando la muerte a 25 personas, entre ellas militares y civiles, incluidos mujeres y niños, y heridas a otras 60.

Chaab fue detenido en 2020, tras desaparecer en Turquía, su juicio comenzó a finales de 2022 y su condena a muerte fue confirmada por el Tribunal Supremo iraní en marzo de este año.

Chaab es el segundo ciudadano con doble nacionalidad ejecutado este año en Irán, tras el ahorcamiento en enero del británico-iraní y exviceministro de Defensa Alireza Akbari.

Akbari fue ejecutado por supuestamente espiar para la agencia de inteligencia británica a cambio de dinero, informó en enero Mizan.

El Tribunal Supremo iraní confirmó en abril la pena de muerte del ciudadano germano-iraní Jamshid Sharmahd por su supuesta participación en varios atentados en el país persa.

Sharmahd, de 68 años, fue condenado a muerte el 21 de febrero por supuestamente liderar un grupo terrorista que planificó 23 atentados en suelo iraní, de los que llevó supuestamente a cabo cinco.

Irán es uno de los principales países en número de ejecuciones, con 246 de ellas en 2021. EFE

jlr/alf