Imagen logo de la OPI

1-4. El argentino Nico González pone al Fiorentina rumbo a semifinales

 14 abril, 2023

Redacción deportes, 14 abr (EFE).- El Fiorentina puso pie y medio en las semifinales de la Liga Conferencia tras imponerse este jueves por 1-4 al Lech Poznan polaco, en un encuentro de ida de cuartos de final en el que brilló con luz propia el internacional argentino Nicolás González, que encauzó la goleada visitante con una sensacional primera mitad.

Tras perder la oportunidad de proclamarse campeón del mundo al tener que abandonar la concentración de la selección albiceleste por una inoportuna lesión a días del inicio del Mundial de Qatar, Nico González parece empeñado en levantar un título con el Fiorentina.

Da igual que el preparador Vincenzo Italiano lo sitúe en la banda izquierda, como ocurrió la pasada semana ante el Cremonese en la ida de las semifinales de la Copa de Italia, o por la derecha, a pierna cambiada, como ocurrió este jueves en Poznan. El argentino es siempre un jugador diferencial.

Lo demostró a los cuatro minutos de juego con un espectacular zurdazo desde fuera del área que se estrelló en un poste y cuyo rechace se encargó de convertir en el 0-1 el brasileño Arthur Cabral, otra de las claves del espectacular momento de forma por el que atraviesa del conjunto «viola».

Pero si el Fiorentina, que no conoce la derrota en ninguna competición desde el pasado 12 de febrero, es uno de los máximos favoritos para alzarse con la Liga Conferencia, el Lech Poznan ha hecho méritos más que suficientes a lo largo del torneo para figurar entre la nómina de aspirantes.

Un cartel que debe en gran medida a la gran campaña del delantero sueco Mikael Ishak, que demostró que no sólo sabe marcar, sino también asistir, tras dejar a los veinte minutos el balón franco de cabeza para la llegada del noruego Kristoffer Velde, que estableció el 1-1.

Marcador que se encargó de poner de nuevo a favor del conjunto italiano, como no, Nico González, que evidenció no sólo poseer un inmenso talento, sino la determinación para superar con un imponente salto a su par y firmar a los 41 minutos el 1-2 con un remate picado de cabeza.

Poco más pudo hacer el argentino, que a los seis minutos del segundo tiempo abandonó por precaución el terreno de juego tras sufrir un golpe en los compases finales de la primera parte.

Un cambio que no mermó la contundencia del Fiorentina, que dejó prácticamente encarrilado el pase a las semifinales con los goles de Giacomo Bonaventura y el francés Nanitano Ikoné, el sustituto de Nico González, que estableció en el 63 el definitivo 1-4. EFE

jv/ism