Imagen logo de la OPI

La economía del centro y este de Europa crecerá pese a la guerra en Ucrania

 30 enero, 2023

Viena, 30 ene (EFE).- La economía de la mayoría de los 23 países de Europa Central y del Este continuará creciendo en 2023 pese a la guerra en Ucrania, a que la actividad se ha ralentizado y al riesgo que supone la elevada inflación, según el pronóstico realizado hoy por el Instituto de Viena para Estudios Económicos Internacionales (wiiw).

«Aunque la elevada inflación plantea graves problemas a los hogares y las empresas, no es la primera vez que observamos una impresionante capacidad de resistencia en la región», resumen esa expectativa Richard Grieveson, director adjunto del wiiw, en un comunicado.

En la nota, el experto asegura que «ha fallado la estrategia de (el presidente ruso, Vladímir) Putin, de usar la energía como arma», entre otros motivos porque los países del centro, este y sureste de Europa han logrado reducir su consumo de gas.

El Instituto prevé que los países de la región miembros de la Unión Europea experimentarán un crecimiento económico del 1 %, por encima del 0,2 % previsto para el conjunto de la UE.

Los países del sureste han demostrado, según el wiiw, ser bastante «resilientes», mientras que los del llamado Grupo de Visegrado (Hungría, Eslovaquia, República Checa y Polonia) tendrán un crecimiento medio del 0,6 %, aunque la economía húngara caerá un 1 %.

En los Balcanes Occidentales, el crecimiento económico será del 1,8 %, mientras que Turquía experimentará un robusto 3 %.

«Aunque el crecimiento será significativamente inferior al del año pasado, en la gran mayoría de los casos se evitará en gran medida una recesión de año completo, excepto en Hungría – y Rusia, cuya economía seguirá disminuyendo este año (-3%), tras la contracción del 2,5% en 2022», indica el wiiw en su análisis.

El estudio también indica que la mayoría de los países ya han «digerido» la mayoría de los impactos económicos causados por la guerra lanzada por Rusia contra Ucrania, al menos bajo la premisa de que Moscú no eleve la intensidad del conflicto.

Si eso no ocurre, la economía de estos países debería empezar a remontar en el segundo semestre de 2023.

Aunque la guerra en Ucrania sigue siendo el principal factor de incertidumbre económico, el wiiw señala también que la inflación, pese a haber pasado ya su máximo, sigue siendo alta. EFE

as/alf