Imagen logo de la OPI

El petróleo cae por el frenazo de China y el impacto limitado del tope ruso

 08 diciembre, 2022

Londres, 8 dic (EFE).- La cotización del petróleo continuó cayendo este miércoles hasta niveles de finales de 2021, lastrada por un frenazo comercial de China, que anticipa un enfriamiento de la demanda de crudo, y el limitado impacto inicial del tope de precio impuesto por el G7 y la Unión Europea a las exportaciones rusas.

El crudo Brent, de referencia en Europa, cayó hoy un 2,78 %, hasta 77,17 dólares, y el intermedio de Texas (WTI) perdió un 3,02 %, hasta 72,01 dólares por barril.

Contribuyó asimismo a contener los precios un incremento en las reservas estadounidenses de combustibles comerciales.

A pesar de que los inventarios de crudo del país cayeron la semana pasada en más de 5 millones de barriles, la acumulación de reservas de gasolina sugiere que EEUU avanza hacia un descenso de la actividad de las refinerías y de la demanda, según los analistas.

En el horizonte más cercano, Washington aprovechará previsiblemente los bajos precios para restaurar parte de sus reservas estratégicas, que ha vaciado en parte durante los últimos meses como medida para moderar la cotización, lo que puede incluir a su vez los descensos.

El mercado está atento asimismo a la posibilidad de que los productores de la OPEP+, que incluyen a Arabia Saudí y Rusia, intervengan con nuevas medidas para insuflar nueva vida a los precios si estiman que han caído por debajo de sus expectativas.

EL TOPE AL CRUDO RUSO GENERA INCERTIDUMBRE

Los analistas creen que el tope de 60 dólares por barril impuesto desde esta semana sobre el crudo ruso no ha afectado significativamente al nivel de oferta de manera inmediata, aunque alertan de que los efectos a medio plazo todavía están por determinar.

«Es pronto para sacar conclusiones a partir de los signos iniciales», declaró a EFE Caroline Bain, analista de Capital Economics.

A pesar de las informaciones que apuntan a un atasco de barcos rusos frente a las costas turcas, debido a las nuevas limitaciones a los seguros marítimos impuestas junto con el tope de precios, Bain subraya que «gran parte del petróleo que se está entregando ahora fue comprado antes de que el límite entrara en vigor».

Las consecuencias materiales de la medida de Occidente no se aclararán hasta que el Kremlin revele su «respuesta formal» al tope de precio, recalcó la experta.

Moscú evalúa tres posibles respuestas, que espera poner en marcha antes de fin de año, según la prensa rusa: prohibir a sus empresas vender petróleo bajo el tope impuesto por la UE, el G7 y Australia; vetar las ventas bajo contratos que incluyan como condición un precio máximo, independientemente del país receptor, o bien fijar un descuento para el petróleo Urals frente al Brent, de referencia en Europa.

Si Rusia comienza a tener problemas para exportar su petróleo ante la ausencia de compradores europeos «podríamos ver una caída de la producción, lo que inevitablemente llevaría a unos precios más elevados en el mercado», sostuvo Bain.

Ese posible escenario, junto con un eventual recorte de producción por parte de la OPEP+, llevaría a que el petróleo se mantuviera en «máximos históricos» en 2023, aunque por debajo de los picos de 2022, anticipó la analista.

La fortaleza relativa del dólar estadounidense, junto con la profundidad de la ralentización global en los próximos meses, jugarán asimismo un rol esencial en la evolución de los precios.

CHINA EN EL PUNTO DE MIRA

La salud económica del gigante asiático, primer importador mundial de crudo, es otro de los factores clave que determinan los movimientos del mercado del petróleo.

Los datos sobre comercio exterior publicados hoy por Pekín, que apuntan a una contracción del 1,1 % de las importaciones comerciales totales denominadas en yuanes, ensombreiceron las previsiones y contrarrestaron el optimismo generado por la relajación de las medidas contra el coronavirus en el país.

«Los datos comerciales de hoy reforzaron la idea de que si bien las autoridades chinas van a ser más pragmáticas respecto a sus políticas sobre la covid, la economía china afronta un largo camino para recuperar una trayectoria de crecimiento estable», afirmó Michael Hewson, analista de CMC Markets. EFE

gx/si