Imagen logo de la OPI

Bruselas prescribe visitas a museos y exposiciones en apoyo a la salud mental

 14 septiembre, 2022

Bruselas, 14 sep (EFE).- Las autoridades de la ciudad de Bruselas han desarrollado un proyecto piloto que permitirá a los pacientes visitar museos y obras patrimoniales por prescripción médica de forma gratuita durante seis meses para mejorar la salud mental, informaron este martes medios locales de la capital belga.

En el que se considera el primer proyecto europeo de este tipo, ciertos psiquiatras de Bruselas recurrirán al arte y la cultura para ayudar a tratar a las personas que sufren estrés, depresión o agotamiento.

Este proyecto tiene un doble objetivo: promover el acceso a la cultura de un público vulnerable y disponer de una herramienta adicional en el marco del seguimiento terapéutico, según las autoridades locales.

La iniciativa durará seis meses, después de lo cual una evaluación determinará si el proyecto podrá extenderse para incluir lugares como el Museo Real o el Bozar, que son de jurisdicción federal.

“Las artes ayudan a todos los seres humanos a olvidar que somos seres mortales”, declaró el psiquiatra Vincet Lustygier, del Hospital Universitario Brugmann, el centro encargado de este proyecto piloto.

La iniciativa se inspira en una práctica lanzada en Quebec (Canadá) en la que, desde 2018, los médicos emitieron recetas que permitían a los pacientes visitar el Museo de Bellas Artes de Montreal de forma gratuita.

Mientras que el proyecto canadiense empleó un lugar y una asociación de médicos, la versión de Bruselas se llevará a cabo con la participación de psiquiatras del Hispital Brugmann y cinco lugares culturales bajo la jurisdicción directa de la ciudad.

Además del Museo de la Ciudad, también participará el Museo de la Moda y el Encaje, junto con el del Guardarropa del Manneken Pis, donde los visitantes podrán “dar la vuelta al mundo” a través de los vestidos de la famosa escultura de Bruselas.

Encabezando la lista estará el centro de arte contemporáneo Centrale y, por último, el Museo Sewer, que ofrece a los visitantes una visión del subsuelo de la capital belga.

En lo que a las prescripciones respecta, los médicos deberán indicar qué museo desea visitar el paciente y cuántas personas, familiares u otras personas cercanas lo acompañarán.

Una vez que el médico firme la receta, la ciudad de Bruselas se encargará de pagar las entradas del paciente y las de tres acompañantes que accedan con él a espacios culturales.

Según la Organización Mundial de la Salud, las artes pueden desempeñar un «papel importante» en la promoción de la salud y el tratamiento de enfermedades. EFE

jt/cat/si