Imagen logo de la OPI

El Barça de Lewandowski quiere acabar en Múnich con sus viejos fantasmas

 13 septiembre, 2022

Berlín/Barcelona, 13 sep (EFE).- El Bayern Múnich ha sido la bestia negra del Barcelona en Europa en las dos últimas temporadas, pero el cambio de cara del conjunto azulgrana, que está haciendo un inicio de curso prácticamente perfecto con un Robert Lewandowski estelar, provoca que el duelo de hoy martes en el Allianz Arena a las (21:00h) ya no se afronte con miedo desde el bando catalán.

El partido, perteneciente a la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, será clave en un grupo en el que también está el Inter de Milán.

Bayern y Barcelona vencieron en el estreno europeo y, si uno de los dos se lleva el triunfo, dará un paso importante en sus aspiraciones para hacerse con una plaza para los octavos de final.

La temporada pasada, Bayern y Barça ya coincidieron en la fase de grupos de la ‘Champions’. El conjunto bávaro no dio ninguna opción al azulgrana, venciendo por 0-3 en el Camp Nou y por 3-0 en el Allianz Arena, una derrota que certificó la eliminación del equipo entonces ya entrenado por Xavi Hernández.

Aún más traumático para el Barça fue el duelo de cuartos de final del curso 2020-2021, una eliminatoria que se disputó a partido único en Lisboa a causa de la pandemia del coronavirus. El Bayern arrasó con un 2-8 inapelable que resquebrajó la moral del conjunto catalán. Pocos días después, Leo Messi mandó un burofax pidiendo su salida del club.

Así, en estos tres enfrentamientos, el Bayern sumó tres triunfos y anotó un total de 14 goles. El Barça, por su parte, tan solo marcó los dos tantos intrascendentes de Lisboa. Pero, a pesar de este 14-2, el conjunto de Xavi se ve capaz de llevarse este martes la victoria del Allianz Arena.

Y el principal culpable precisamente es un exjugador del Bayern, Robert Lewandowski. El delantero polaco acumula nueve goles en seis encuentros en este inicio de curso y será la principal arma del Barça para conseguir un triunfo que certificaría que este equipo puede aspirar a todo tras la revolución que ha vivido este verano.

Además, Xavi no cuenta con ninguna baja por lesión ni por sanción. Sergi Roberto regresó a la convocatoria tras superar las molestias que le dejaron fuera de la lista para enfrentarse al Cádiz (0-4) el sábado.

Frente al conjunto andaluz, el técnico del conjunto catalán dejó fuera del once a Jules Koundé, Eric García, Pedri, Lewandowski y Dembélé pensando en el Bayern. Los cinco serán titulares en el Allianz Arena, donde le espera un Bayern inmerso en un bache de resultados y de rendimiento -tres empates consecutivos en la Bundesliga-, que ha traído consigo la pérdida del liderato del torneo alemán a manos del Union Berlín.

En medio de los dos últimos empates -ante el Union y ante el Stuttgart- estuvo, sin embargo, el claro triunfo a domicilio por 0-2 ante el Inter en la Liga de Campeones.

El contraste entre ese partido y la racha de igualadas es una de las formas como se pueden ver las dos caras que el Bayern ha mostrado en el comienzo de la temporada. La otra es contrastar los últimos tres partidos de la Bundesliga con el rendimiento de las tres primeras jornadas en las que tuvo un gol diferencia de 15-1 y fue una apisonadora completa.

Por otro lado ha tenido razones diferentes. En el primero, ante el Borussia Mönchengladbach, el Bayern sencillamente se topó con un portero que lo paró todo. Ante el Union cualquier equipo tiene problemas en llegar, por algo es ahora líder en Alemania.

El empate ante el Stuttgart por 2-2, el último, fue realmente el primero que ha causado preocupación pues el Bayern lo tuvo todo para llevarse el partido a casa y lo dejó escapar.

Las razones que se han aducido son el exceso de rotaciones, algunos cambios en la parte final que fueron interpretados como una señal para bajar una marcha y reservarse para el miércoles y falta de intensidad en los últimos minutos.

En todo caso, el Bayern llega al partido de mañana con ánimo de reivindicación, con algo de cabreo con los resultados y también con una alta competencia por algunos puestos en la formación titular.

El francés Kingsley Coman es baja por una lesión muscular. Una ausencia importante. Es probable que el entrenador, Julian Nagelsmann, insista en el 4-2-2-2, que le dio éxito en los primeros partidos.

En esta ocasión lo más probable es que Sadio Mané y Thomas Müller aparezcan en punta mientras que Jamal Musiala y Leroy Sané jugarían en la media punta.

Serge Gnabry sería también una alternativa a tener muy en cuenta, pero Musiala y Sané vienen teniendo un buen rendimiento y se antojan clave para generar desequilibrio en la zaga del conjunto barcelonista.

En el doble pivote Joshua Kimmich es incuestionable y el puesto a su lado se lo disputan Leon Goretzka, que volvió a ser titular el sábado tras una lesión de rodilla, y Marcel Sabitzer, que hizo méritos en las primeras jornadas.

Alineaciones probables:

Bayern: Neuer; Pavard, De Light, Hernández, Davies; Kimmich, Sabitzer; Sané, Musiala o Gnabry; Müller y Mané.

Barcelona: Ter Stegen; Koundé, Araujo, Eric Garcia, Balde; Sergio Busquets, Gavi, Pedri; Dembélé, Lewandowski y Raphinha.

Árbitro: Danny Makkelie (Países Bajos).

Estadio: Allianz Arena de Múnich.

Hora: 21:00 (19.00 GMT). EFE

1011955

rz-sej/gmh/jap