Imagen logo de la OPI

Nueva York acoge la mayor exposición del fotógrafo David LaChapelle

 10 septiembre, 2022

Nueva York, 10 sep (EFE).- Nueva York acoge desde ayer viernes la mayor exposición hasta la fecha sobre el artista estadounidense David LaChapelle (Connecticut, 1963), uno de los fotógrafos más publicados del mundo, autor de fantasiosos retratos de celebridades pero también de escenas críticas con la cultura actual.

La muestra, titulada «Make Believe» (Fantasía) y que ocupa los seis pisos del museo Fotografiska en Manhattan, incluye más de 150 fotografías tomadas entre 1984 y 2022, incluyendo la última instantánea de Andy Warhol, que se convirtió en su mentor tras ficharlo en su revista «Interview» durante los años ochenta.

La influencia de Warhol en LaChapelle se refleja en dos trabajos que llaman poderosamente la atención: «My Own Marilyn Monroe» y «My Own Liz Taylor», en los que retrata a la modelo trans de voluptuosos labios Amanda Lepore para recrear las imágenes de las divas de Hollywood características del «rey del pop art».

Ante su foco se han puesto más rostros famosos, como Tupak Shakur, que aparece duchándose; Angelina Jolie, con gesto orgásmico en el campo; Naomi Campbell, transformada en una Venus africana en su reinterpretación de «El rapto de Europa» o Elton John, posando entre sus dobles en un hospital.

No podía faltar la ya expareja de celebridades por excelencia, Kanye West y Kim Kardashian, él luciendo una corona de espinas como un Jesucristo negro, en una obra de 2006, y ella como una María Magdalena moderna, tapándose los senos con las manos y llorando serpentinas plateadas, en 2018.

La exposición ahonda en la historia personal de LaChapelle, que comenzó su carrera en Nueva York durante la epidemia del Sida, una época dolorosa en la que perdió a seres queridos y se apoyó en su fe cristiana, lo que le llevó a retratarlos como santos, mártires o ángeles a través de fotografía experimental.

La iconografía religiosa domina parte de su obra, con series como «Jesús es mi colega», en la que puso a Jesucristo como centro en un encargo comercial de fotografía de moda, o con su retrato póstumo de inspiración bíblica de Michael Jackson haciendo de arcángel y pisando al demonio.

Otro de los temas que preocupan a LaChapelle es el medioambiente, lo que se refleja en piezas de gran tamaño e impacto visual como «Seismic Shift», en el que recrea un museo en ruinas e inundado; «Spree», un megacrucero varado en un paisaje de hielo, o la serie «Aristocracy», sobre los «jets» privados.

Asimismo, el artista multidisciplinar cuestiona el ideal del «sueño americano» en una serie de fotos de reuniones familiares de las décadas de los setenta y ochenta que compró en eBay y que manipuló con elementos que no tienen nada que ver, de forma que es imposible distinguir cuál es el original.

Pese a todo, LaChapelle revela cierta esperanza en la humanidad con «Deluge», una imagen de gran formato donde personas desnudas se ayudan mutuamente en una escena apocalíptica; o como mínimo esperanza en el planeta, con imágenes de gasolineras abandonadas y engullidas por la naturaleza. EFE

nqs/jrh