Imagen logo de la OPI

Un movimiento pro Alex Saab anuncia un documental sobre su «secuestro» en EE.UU.

 08 septiembre, 2022

Caracas, 8 sep (EFE).- El movimiento internacional en defensa de los derechos del empresario colombiano Alex Saab, supuesto testaferro del presidente Nicolás Maduro extraditado de Cabo Verde a Estados Unidos, anunció este miércoles que estrenarán un documental sobre el «secuestro» del funcionario, al que Venezuela reclama como diplomático.

El Movimiento «Free Alex Saab», que agrupa a abogados y activistas y es promovido por el Gobierno de Maduro, emitió una nota de prensa en la que anunció este audiovisual «sobre el enviado especial de Venezuela ante Irán, Alex Saab, (que fue) secuestrado como parte de la presión de Estados Unidos contra la nación bolivariana».

La organización difundió un avance del documental a través de las redes sociales donde se «compila la serie de acciones ejecutadas por el Gobierno norteamericano hacia países y personas que desafían los intereses de un sistema político que va contra la naturaleza de los pueblos», prosigue el escrito.

El movimiento insiste, al igual que el Ejecutivo de Maduro, en que Saab trabajaba como diplomático de Venezuela desde 2018, por lo que su detención en 2019 constituye una violación de la Convención de Viena.

En el adelanto del audiovisual se puede ver que hablan de Saab como «un enviado especial que, desde las sombras, logró romper el bloqueo», en alusión al papel que, según el Gobierno, jugó el empresario para conseguir alimentos y medicinas para Venezuela burlando las sanciones económicas impuestas al país en los últimos años.

Saab es, según la pieza que se estrenará este 16 de septiembre, «un diplomático secuestrado», así como un «símbolo de lucha» que lleva 817 días privado de libertad.

«Alex Saab demostró que podemos luchar por nuestro futuro a través de una misión humanitaria. En el documental veremos la verdad de la persecución política contra Venezuela y cómo luchó por nosotros», dice una de las publicaciones difundida en Twitter por quienes piden su excarcelación.

El empresario se enfrenta a una condena de unos 20 años si es declarado culpable de conspiración para blanqueo de dinero, único cargo que se le imputa, pena que puede ser reducida si hace un trato con la Fiscalía, que suele incluir delación de otras personas. EFE

hp/sb/laa