Imagen logo de la OPI

La Ciudad del Rock vibra al ritmo del rap y la electrónica en Río de Janeiro

 04 septiembre, 2022

Río de Janeiro, 4 sep (EFE).- La Ciudad del Rock vibró el sábado a ritmo del rap con presentaciones que resaltaron la voz de las minorías en Brasil, en el segundo día de conciertos del Rock in Río, el festival de música y entretenimiento más grande del mundo.

Los prejuicios por el racismo, la inequidad y los derechos indígenas sobresalieron en las voces de artistas brasileños como Racionais MC, Criolo, Xama y el grupo de rap indígena Bro MC’s, en una jornada que cerró con el trap de Post Malone y en la que también brilló la electrónica de Alok y del estadounidense Mashmelo.

La lluvia no consiguió aguar el show de Malone, quien debutó en la Ciudad del Rock con varios de sus mayores éxitos y donde ‘Sunflower’ y ‘Congratulations’ sonaron al unísono en la voz del público.

Con sus casi 80 tatuajes, el artista estadounidense, que la víspera se unió a la platea para acompañar a Iron Maiden vistiendo la camiseta de la selección brasileña, en el primer día de conciertos, demostró esta vez desde el escenario, por qué ha ocupado los primeros lugares en listas, superando incluso a The Beatles, con nueve canciones en el top 20 de ‘Billboard’ simultáneamente.

El palco principal lo complementaron los DJ Alok y Mashmello, y el cantante estadounidense Jason Derulo, que fue aplaudido por su voz y las coreografías llenas de danza y pirotecnias.

VOZ DE RESISTENCIA

La voz de protesta comenzó temprano cuando un sol tímido todavía acompañaba a los más de 100.000 asistentes que recibió la Ciudad del Rock este sábado.

La lucha contra la discriminación fue resaltada por la brasileña Racionais MC, banda nacida en las periferias de Sao Paulo, que rindió un homenaje a las víctimas negras que la violencia racista ha dejado en el país.

En su debut en Rock in Río, la mayor banda de rap de Brasil recordó el brutal asesinato de un joven congoleño en una playa de Río de Janeiro, muerto a golpes tras pedir que le pagaran su salario en uno de los kioscos donde trabajaba.

Aunque no fueron tan comunes como el primer día, la protestas contra el presidente brasileño, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro, quien aspira ser reelegido el próximo 2 de octubre y es reconocido por sus comentarios machistas, misógenos y racistas, volvieron a escucharse en la platea.

Xama, rapero que comenzó a escribir su música para vender dulces en los autobuses, recordó la importancia de apoyar a los artistas de favela que, como él, crecieron en medio de la violencia y las carencias que se viven en las comunidades menos favorecidas del gigante suramericano.

Su presentación tuvo como invitados a L7nnon y al grupo Bro MC’s, el primero de la periferia de Río y, los otros, originarios de la etnia Guaraní-Kaiowá, el principal pueblo indígena brasileño del sur de Brasil.

L7nnon llegó al rap gracias al skate e inició a su carrera cuando en Barcelona (España) sus compañeros de competición, tras escuchar sus creaciones, le sugirieron dedicarse a la música y dejar atrás el hobby.

Por su parte, Bruno Veron, Tio Creb, CH y Kevin Mbarete, que conforman el primer grupo de rap indígena en Brasil, comenzaron a escribir rimas de rap para «mostrar lo que es ser un pueblo indígena y lo que significa estar en la lucha y en la resistencia», como aseguró a EFE su creador y líder, Veron.

Rock in Río, considerado el evento músical y de entretenimiento más grande del mundo, ha ofrecido en 37 años de vida 21 ediciones en Río, Lisboa, Madrid y Las Vegas, a las que han asistido más de 10 millones de espectadores.

La actual edición, que se realiza nuevamente en Río de Janeiro, ciudad en la que nació en 1985, contará con cinco jornadas adicionales (4, 8, 9, 10 y 11 de septiembre) en las que se presentarán bandas como Coldplay, Greenday, Guns n’ Roses, Justin Bieber, Demi Lovato, Gilberto Gil, Dua Lipa, Fall out boy, Camila Cabello y Avril Lavigne, entre otros. EFE

mat/amd