Imagen logo de la OPI

La petrolera que encabezaba el fallecido directivo era crítica con la campaña militar en Ucrania

 02 septiembre, 2022

Moscú, 2 sep (EFE).- La junta directiva de la petrolera rusa Lukoil, que encabezaba Ravil Maganov, fallecido el jueves, era crítica con la campaña militar rusa en Ucrania.

«La junta directiva de Lukoil expresa su más profunda preocupación por los trágicos sucesos en Ucrania. Al abogar por el más pronto fin del conflicto armado, expresamos nuestra sincera solidaridad con todas las víctimas afectadas por esta tragedia», señalaba el comunicado emitido por Lukoil el 3 de marzo pasado.

La nota insiste en apoyar con firmeza «un alto el fuego duradero y el arreglo de los problemas a través de negociaciones serias y diplomacia».

La directiva de Lukoil subrayó entonces que hacía todo en su poder para continuar sus operaciones en los países y regiones donde está presente, al tiempo que reiteraba su compromiso «con su misión de fiable suministrador de energía a consumidores de todo el mundo».

«En sus actividades Lukoil aspira a contribuir a la paz, las relaciones internacionales y los lazos humanitarios», apuntaba.

Maganov falleció este jueves tras caer por una ventana del Hospital Clínico Central de Moscú donde estaba ingresado, informaron las agencias rusas Interfax y TASS.

La agencia TASS indicó, citando a fuentes de las fuerzas del orden, que el suceso ocurrió a las 07.00 hora de Moscú (04.00 GMT) y que se trata de «una muerte por suicidio».

Maganov, de 67 años, estuvo ingresado en el hospital por un ataque cardíaco y tomaba antidepresivos, según la misma fuente

El presidente de Lukoil trabajaba desde 1993 en la petrolera en puestos ejecutivos. Fue primer vicepresidente ejecutivo y supervisó las exploraciones y producciones.

En 2020 la junta directiva de Lukoil nombró a Maganov como presidente en lugar de Valeri Greifer, quien falleció en abril de ese año.

La petrolera se mostró horas después «entristecida» por el fallecimiento de Maganov, quien «murió tras una grave enfermedad». EFE

mos/ads