Imagen logo de la OPI

Un Juez ordena 30 meses de prisión preventiva para la cuñada del presidente de Perú

 29 agosto, 2022

Lima, 29 ago (EFE).- El juez peruano Johnny Gómez ordenó 30 meses de prisión preventiva para Yenifer Paredes, cuñada del presidente Pedro Castillo, en una audiencia celebrada el domingo, mientras es investigada por los presuntos delitos de lavado de activos y organización criminal.

De igual manera, el magistrado dictó la misma resolución para el alcalde del distrito de Anguía, José Nenil Medina, quien presuntamente participó como colaborador en las coordinaciones para adjudicar las obras de infraestructura en su localidad a una empresa determinada, a cambio de dinero.

Gómez declaró que, en el caso de Paredes, quien fue criada por Castillo y su esposa como una hija, se cumple el supuesto del peligro de fuga y que hay una baja calidad de arraigo domiciliario, familiar y laboral, al argumentar su decisión.

El magistrado citó los indicios expuestos por la Fiscalía, entre los que figuran la demora que hubo en Palacio de Gobierno para permitir el ingreso de la Policía y un fiscal para allanar ese edificio en busca de Paredes, cuando se dictó una primera orden de detención preliminar.

Asimismo, el hecho de que no cuenta con un trabajo ni ingreso fijo, pero tiene al menos 90.000 soles (23.300 dólares) en depósitos bancarios.

El juez mencionó las visitas que hizo el empresario Hugo Espino, colaborador de la Fiscalía, al Palacio de Gobierno para presuntamente coordinar con Paredes y su hermana, Lilia Paredes, esposa de Castillo, la adjudicación de obras a su compañía en el distrito de Anguía, ubicado en la región Cajamarca.

Los delitos atribuidos a Paredes y Medina son penados con entre 8 y 20 años de cárcel, razón por la cual la Fiscalía ha solicitado 23 años de cárcel para la cuñada del mandatario.

Castillo declaró este domingo, durante una visita a la ciudad de Tacna, que desde hace «más de un año y en este momento, piden, pagan y fabrican colaboradores eficaces, y cuando los tienen adentro los amenazan» para que digan que «Pedro Castillo es corrupto».

«Al final, nosotros seguiremos sometiéndonos al país y, si ustedes detectan que hemos robado un centavo, tienen la prerrogativa de sancionarme», agregó el mandatario.

El jefe de Estado está en medio de una controversia después de haber pedido que se sancione al policía que dirigió el allanamiento en el Palacio de Gobierno para detener a Yenifer Paredes, el coronel Harvey Colchado con su pase al retiro, y con los cambios en el alto mando policial realizados el sábado aparentemente con este fin. EFE

mmr/gdl/gcf