Imagen logo de la OPI

Egipto remodela su Gobierno con fuerte perfil económico ante acuciante crisis

 14 agosto, 2022

El Cairo, 14 ago (EFE).- Egipto remodeló hoy su Gobierno y nombró a 13 nuevos ministros, la mayoría de ellos procedentes del sector de las finanzas, en un momento en el que el país africano sufre una gran crisis económica por la pérdida de valor de su moneda local, la inflación y por su multimillonaria deuda externa.

La reforma fue anunciada en un pleno extraordinario del Parlamento convocado por orden del presidente egipcio, el general Abdelfatah al Sisi, que en un comunicado difundido en Facebook afirmó que se tomó la medida «con el objetivo de desarrollar el desempeño del Gobierno en algunos campos importantes».

Según la nota, estos cambios se aplicaron para «proteger los intereses del Estado y sus riquezas, y afectan directamente a los servicios prestados al ciudadano egipcio».

Los titulares reemplazados fueron los de Educación, Educación Superior, Recursos Hídricos, Salud, Inmigración, Turismo y Antigüedades, Comercio e Industria, Aviación Civil, Recursos Humanos, Cultura, Desarrollo Local, Sector Público Empresarial y Producción Militar.

Los responsables de Economía y Finanzas no fueron sustituidos.

Sin embargo, los nuevos ministros elegidos tienen la mayoría de ellos un fuerte perfil económico, como es el caso del actual titular de Turismo y Antigüedades, Ahmed Issa Taha, que hasta ahora era el director general de una de las principales entidades bancarias de Egipto, el Commercial International Bank (CIB).

Asimismo, Ahmed Samir Saleh, al frente de Comercio e Industria, era miembro de la comisión parlamentaria de Asuntos Económicos; mientras que el titular de Sector Público Empresarial, Mahmud Kamal Essmat, fue hasta ahora el presidente de la compañía de cartera egipcia para Aeropuertos y Navegación Aérea.

El ministro de Recursos Hídricos también fue sustituido, un día después de que Etiopía anunciara que ha completado la tercera fase de llenado de la polémica presa hidroeléctrica en el Nilo Azul, algo que Egipto denuncia que se ha realizado de manera «unilateral» y que considera una amenaza a su seguridad nacional.

Estos cambios ministeriales se producen después de que el Gobierno anunciara una serie de medidas para amortiguar la crisis económica, entre ellas la «racionalización» de la electricidad para reducir el consumo y obtener así excedentes de gas natural para exportar a Europa y conseguir más divisas extranjeras.

La población egipcia está sufriendo el impacto de la inflación y ha visto como en los últimos meses los precios de algunos productos básicos se han duplicado, mientras que la pérdida de valor de la libra egipcia frente al dólar también ha provocado que varios artículos ya no sean importados.

Egipto depende a día de hoy de grandes inversiones realizadas por las economías árabes del golfo Pérsico y negocia desde hace meses un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar la multimillonaria deuda que mantiene con el organismo y para solicitar más fondos. EFE

ar-cgs/amg