Imagen logo de la OPI

Las juezas que revocaron la suspensión de la vacunación en Uruguay recibieron amenazas

 31 julio, 2022

Montevideo, 31 jul (EFE).- Las tres magistradas del Tribunal de Apelaciones uruguayo que revocó la suspensión de la vacunación a menores de 13 años en Uruguay recibieron amenazas.

Según informó mediante un comunicado la Suprema Corte de Justicia (SCJ) del país suramericano, las juezas Marta Gómez, Martha Alves de Simas y Mónica Bórtoli, que integran el Tribunal de Apelaciones en lo Civil del 6º turno, fueron amenazadas mediante «notas o esquelas» que llegaron a sus domicilios.

Si bien el órgano máximo del Poder Judicial apuntó que los detalles del suceso se mantienen en reserva «para preservar la investigación que procurará dar con el o los responsables», aseguró que la denuncia policial correspondiente ya fue presentada por el presidente de la SCJ, John Pérez Brigagni.

«Lo acontecido se vincula con la sentencia dictada por el Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 6º Turno el día 26 de julio, revocando una sentencia de primera instancia que suspendió la campaña de vacunación a niños menores de 13 años para la prevención de la enfermedad producida por el SARS-CoV-2», explica el comunicado.

 El pasado martes, el Tribunal de Apelaciones revocó el fallo mediante el que el juez Alejandro Recarey suspendió el 7 de julio la inoculación preventiva contra la covid-19 a los menores de 13 años tras hacer lugar al amparo presentado por un abogado, a pesar de que la vacuna nunca fue obligatoria en Uruguay.

En su fallo, el Tribunal de Apelaciones destacó que el abogado que presentó el amparo «no tiene legitimación» para promover ese accionamiento, «ni por sí en su calidad de abogado y ciudadano, ni en representación de los intereses difusos de los menores de 13 años de edad».

Asimismo, señaló que no hubo «ilegitimidad» en la conducta llevada a cabo por las autoridades sanitarias «a efectos de preservar la salud de los habitantes en lo que constituye su competencia exclusiva y excluyente, no pudiendo inmiscuirse un sistema orgánico en lo que constituye la esfera competencial privativa de otro sistema».

La sentencia había sido celebrada por un colectivo de opositores a la vacunación en niños, que, con pancartas en las que se leían frases como «Los niños son nuestro futuro, no tu experimento» se manifestaron fuera del Juzgado donde Recarey recibió a las partes.

El fallo en primera instancia fue rechazado tanto por el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, como por el propio presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, y por numerosos colectivos de médicos, pediatras y científicos del país.

Una vez confirmada la revocación, en conferencia de prensa, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, pidió a la población ser «muy cuidadosa» al hablar de las vacunas y fue enfático en su afirmación de que estas «no son experimentales» y no tienen «grafenos» o «nanoelementos digitales». EFE

apf/rrt