Imagen logo de la OPI

Rosalía, una aprendiz del Camino que rompe el ‘Aislamiento’ en A Coruña

 30 julio, 2022

A Coruña, 30 jul. Rosalía ha vuelto este viernes a A Coruña después de cinco años para confesar que es una aprendiz de un Camino que intentó hacer dos veces, aunque solo lo terminó una vez, ante 8.500 personas deslumbradas al escuchar su inédito ‘Aislamiento’.

La única cita de este año en Galicia de Rosalía es la de A Coruña, donde había actuado por última vez en 2017, y tras una espera de veinte minutos, apareció en el escenario del Coliseum ante un público entregado.

Su noche más gallega, en la que incluso llegó a envolverse en una bandera de Galicia que recogió del público, empezó al ritmo de ‘Saoko’, un tema seguido por ‘Candy’ y ‘Bizcochito’, cuando buena parte del público se puso en pie.

Reconoció, entre los coros de las 8.500 personas que llenaban el Coliseum, que «es mala amante la fama y no va a quererte de verdad», y provocó los gritos de «Rosalía, Rosalía» al terminar este tema.

«Quiero que sepáis que estoy muy contenta de volver a estar por aquí. He venido varias veces a tocar aquí, pero siempre me hace mucha ilusión volver», explicó.

«En su momento -continuó- hice el Camino de Santiago, la primera vez que lo hice fue el Camino Primitivo, pero lo que nunca he dicho es que intenté hacer el del Norte, fue fallido, no lo pude hacer porque me lesioné. Aprendí tanto del uno como el otro, del que terminé y del que no terminé (…) Hoy tengo la suerte de estar aquí cantando, así que no puedo pedir más», agregó.

Sacó entonces una guitarra y el público, entregado, encendió las linternas de sus móviles para escuchar la interpretación de ‘Dolerme’.

También hubo tiempo para otros temas míticos de la cantante, como ‘De aquí no sales’ o ‘Bulerías’, que enlazó antes de reclamar respuestas a sus «Moto» con gritos de «Mami» y entonar Motomami.

El nivel ya estaba alto, pero el éxtasis aún estaba por llegar, primero con G3 N15, luego con Linda y después con una Rosalía sorprendida: «Quién iba a decir que en A Coruña hace tanto calor», bromeó.

Eligió entonces varias pancartas de la primera fila: «Rosalía, tu piña colada es la mejor», «Tu música es la gasolina de mi vida» o «Las motomamis somos la mejor compañía».

«Tú eres el motor para que yo siga escribiendo y venga aquí a actuar. Así que gracias por existir», respondió a una de ellas.

Y descubrió una foto en primera fila de una incondicional, María, junto a ella, que la conserva desde 2018: «Para ti, la siguiente que se viene», dijo.

Con ‘La noche de anoche’, Rosalía se implicó con el público, al que dejó interpretar algunas partes del tema antes de recoger una bandera de Galicia, con la que se envolvió y cantó ‘Diablo’.

Tijeras en mano, la cantante se cortó una trenza y la lanzó a sus seguidores, ya entregados por completo en una noche de locura donde también escucharon ‘Hentai’, ‘Pienso en tu mirá’ o ‘Pérdoname’, de La Factoría.

En su clásico abecedario, eligió «A Coruña» para la A, para satisfacción del público, que después escuchó ‘La Combi Versace’ y ‘Relación Remix’.

Los incondicionales subieron al escenario para bailar junto a la artista al ritmo de ‘Yo X Mi, Tu X Mi’ y la recién estrenada ‘Despechá’.

Agradeció que ya todo el mundo conozca ‘Despechá’ y avanzó «un tema que aún no ha salido, inédito», ‘Aislamiento’, para que el anfiteatro vibrase al son de la música.

Fue el broche de oro para una noche a la que todavía le quedaba concierto y en la que el público gallego se rindió al arte de Rosalía.