Imagen logo de la OPI

La centroderecha postula a senadora Simone Tebet a la Presidencia de Brasil

 28 julio, 2022

Brasilia, 28 jul (EFE).- El Movimiento Democrático Brasileño (MDB), el más tradicional partido de la centroderecha en el país, oficializó el miércoles la candidatura presidencial de la senadora Simone Tebet, en medio de fuertes divisiones y polémicas internas.

Tebet es una de las tres mujeres presentes en un abanico de doce aspirantes a la Presidencia para las elecciones del próximo 2 de octubre, que tienen como claro favorito al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, abanderado de un frente progresista, y al actual mandatario, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

La candidata del MDB parte con una intención de voto de apenas un 3 %, frente al 45 % que las encuestas le atribuyen a Lula y al 30 % que obtendría Bolsonaro.

Es abogada, senadora desde 2018 y el único cargo ejecutivo que ha ocupado hasta ahora es el de alcaldesa de Tres Lagoas, una pequeña ciudad del estado de Mato Grosso do Sul en la que nació en 1970.

Tebet, al igual que el laborista Ciro Gomes, que tiene cerca del 10 % de los apoyos, intenta convencer a los brasileños a romper la polarización entre Lula y Bolsonaro y se ha propuesto pescar entre las mujeres, que representan el 52 % del electorado.

«Brasil vive uno de sus momentos más sensibles. Las bases de la democracia tiemblan por el hambre, la miseria, la desigualdad, el desempleo, el machismo, la polarización ideológica y un discurso de odio, de ‘nosotros contra ellos’, que lleva al país a un abismo», dijo tras la proclamación de su candidatura en un evento telemático.

La abanderada del MDB cuenta además con el apoyo del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), otra fuerza histórica pero también en una hora menguada, y de Ciudadanía, una pequeña formación de centro.

Pero tanto en el MDB como en el PSDB existen enormes grietas internas, al punto de que, en ambos casos, hay corrientes que ya han declarado su apoyo a Lula, quien intenta atraer a sectores de centro y hasta de derecha a fin de construir una amplia coalición.

El MDB, fundado en 1980, cuando el país todavía estaba bajo la dictadura militar (1964-1985), es uno de los partidos históricos de la centroderecha y siempre ha sido una suerte de fiel de la balanza política brasileña.

Sin embargo, desde 1989, cuando se celebró la primera elección directa tras la dictadura, sólo ha gobernado dos veces y en ambos casos como consecuencia de gravísimas crisis.

En 1992 lo hizo con Itamar Franco, quien en su condición de vicepresidente sustituyó el mandatario Fernando Collor de Mello tras su renuncia en medio de escándalos de corrupción.

La historia se repitió en 2016, cuando Michel Temer, hoy todavía uno de los mayores referentes del partido y también vicepresidente, asumió el cargo después de la destitución de la socialista Dilma Rousseff, tras un juicio político promovido por el propio MDB.

Temer fue una de las principales figuras en la convención que proclamó la candidatura de Tebet y, como líder del partido, la animó a «defender una pacificación nacional» y a ponerle «fin a todos los antagonismos», que «es lo que desea la sociedad brasileña». EFE

ed/cm/laa