Imagen logo de la OPI

El Gobierno de Panamá espera crecer en torno al 6 % pese a la severa crisis interna

 28 julio, 2022

Ciudad de Panamá, 28 jul (EFE).- A pesar de las repercusiones del conflicto de Ucrania y una inédita ola de protestas ante la carestía de la vida y la corrupción, Panamá espera cerrar el año 2022 con un crecimiento no menor al 6%, destacó este miércoles el Ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander.

«Con todo lo que está pasando afuera y adentro, de todas maneras tenemos mucha confianza de que el crecimiento económico de Panamá no va a ser menos de 5 o 6%», afirmó Alexander.

El titular de Economía indicó que esta estimación la ve como «un piso», ya que, dijo, «cuando estructuramos el presupuesto general del Estado lo hicimos con un 5%» de crecimiento del producto interno bruto (PIB), aunque se tenía la certeza de «revisar esta cifra para arriba en función de las estimaciones que se hacían afuera».

Destacó que Panamá no escapa a la contracción económica que se está viviendo a nivel mundial, pero que aun así no va a bajar de ese techo en que podía estar creciendo, «ni nos va a llevar más abajo del piso que nosotros tenemos».

El PIB de Panamá creció un 13,6 % en el primer trimestre de 2022, en comparación con el mismo lapso de 2021, impulsado por el comercio, la construcción y el transporte, según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

Alexander se refirió al asunto en una reunión entre corresponsales extranjeros y miembros del Gabinete (Consejo de Ministros) y asesores del Gobierno Nacional, convocada por el vicepresidente panameño, José Gabriel Carrizo, en el que se abordaron temas relacionados con la gestión pública frente a la crisis que vive el país hace más de tres semanas.

Panamá vive su peor crisis social en décadas con una ola de protestas ante el alto costo de la vida y la corrupción, con bloqueos de vías y una huelga indefinida de docentes.

El Gobierno y los sindicatos, docentes gremios y agrupaciones que impulsan las protestan están dialogando desde el pasado jueves en una mesa, mediada por la Iglesia católica, y este martes avanzaron en los consensos al lograr una reducción del costo de la canasta básica, una medida ya aprobada por el Ejecutivo mediante decreto, y ahora discuten reducir el precio del combustible subsidiado que está en 3,25 dólares el galón (3,78 litros) para todos los consumidores.

Las agrupaciones populares plantearon este miércoles fijar en 3,25 dólares el galón de la gasolina de 95 octanos, 3,18 para la de 91 y 3,10 el diésel, mientras el Gobierno mantiene 3,25, sin lograr consenso en este punto, pero sí en otros ocho de este tema, y ahora esperan abordar el del elevado costo de los medicamentos.

Alexander, por su parte, pese a que consideró que todavía es una «historia en desarrollo» el medir cuánto le cuesta al país esta crisis, lamentó que el peor golpe haya sido sobre la educación.

Resaltó que el impacto de la crisis sobre la educación lleva a la «pérdida de la construcción de las capacidades formativas de los estudiantes» por la suspensión de clases, y que espera que se llegue a un «acuerdo rápido» en la mesa de diálogo para que vuelvan a las escuelas.

Carrizo destacó por su parte el compromiso de la administración del presidente Laurentino Cortizo con la educación, considerada como la «estrella» que guía a su Gobierno.

«En medio de esta pandemia y en medio de esta crisis no hemos dejado de pagar ni un solo dólar en becas (a estudiantes), porque creemos en el compromiso, importante, de que la educación es la única vía que contribuye con el verdadero desarrollo de un país».

El presidente Cortizo se presentó este miércoles a la mesa del diálogo que tiene su sede en la provincia central de Coclé, donde instó a los docentes a que regresen a las aulas a impartir clases.

«Regresen a las escuelas, nuestros niños, nuestros jóvenes requieren estar en el salón, estudiando, viendo a sus compañeros y estar aprendiendo, porque al final la competencia no es solo en Panamá y tenemos que preparar a los estudiantes para enfrentar una competencia a nivel mundial», afirmó Cortizo, quien también abogo porque el sector privado se sume a la mesa de diálogo. EFE

 fa/av/rrt