Imagen logo de la OPI

La huella del descubridor de la Florida pervive en un pueblo español de 65 personas

 27 julio, 2022

Santervás de Campos (España), 27 jul (EFE).- La huella del descubridor de la Florida (sureste de los actuales EEUU) y primer gobernador de Puerto Rico, Juan Ponce de León (1465-1521), pervive en su localidad natal, Santervás de Campos, en la provincia de Valladolid, un pueblo de apenas 65 habitantes del norte de España.

Su población, sin embargo, se ha doblado estos días con la llegada de la expedición la Vuelta al Mundo, formada por cerca de cuarenta jóvenes iberoamericanos.

Es un proyecto financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y auspiciado por la Universidad Autónoma de Madrid, la Secretaría General Iberoamericana y la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, entre otras entidades.

Durante 23 días recorren España y Portugal para conmemorar los 500 años de la primera circunnavegación, un viaje que comenzó con el portugués Fernando de Magallanes, quien abrió un nueva ruta hacia Especiería, y concluyó el español Juan Sebastian Elcano, ambos al servicio del rey español Carlos I.

El cartel de bienvenida a este pueblo de la comarca de Tierra de Campos deja pocas dudas sobre la importancia de Ponce de León para el lugar, al tiempo que su busto preside la plaza en la que se encuentra el museo que los vecinos le dedicaron en 2017.

Situado en los bajos de un edificio del siglo XVII, el museo consta de varias salas que simulan la proa de un navío del siglo XVI y se explican los orígenes, aventuras y logros del hijo más ilustre de Santervás.

En 600 metros cuadrados se narra la historia de este marino español que tomó parte en expediciones de conquista y murió sin saber si su mayor descubrimiento, la Florida, era una isla o una península.

El visitante puede observar las herramientas con las que se guiaban los marinos de la época y ver una reproducción del que pudo haber sido su camarote en alta mar, así como de la ‘Fuente de la Eterna Juventud’, un mito del que podría haber oído hablar al llegar a Puerto Rico.

BUSCABA LA FUENTE DE LA JUVENTUD, PERO ENCONTRÓ LA FLORIDA

Tras ser primer teniente de gobernador de Puerto Rico (1508-1509) bajo el reinado de Juana I de Castilla, Ponce de León tuvo diferencias con el Diego Colón, hijo de Cristóbal Colón, y decidió poner tierra de por medio.

El rey Fernando el Católico, regente de su hija Juana, concedió el permiso a Ponce de León para ir en busca de la fuente de la juventud y emprendió el viaje hacia la entonces conocida como «tierra de Bimini».

La tripulación, a bordo de tres carabelas, desembarcó en la zona del actual Cabo Cañaveral y Ponce de León, influido por la frondosa vegetación, bautizó al territorio como «Florida».

Una gesta que agrandaría su leyenda a ambos lado del Atlántico y que aún resuena en la tierra que lo vio nacer.

«Para un municipio como este, no es que sea importante, sino que es imprescindible para esta lucha que estamos haciendo contra este mal endémico que es la despoblación» rural en el interior de España, contó este martes a Efe el alcalde de Santervás de Campos, Santiago Baeza.

Aseguró que la población se ha «aferrado» a la figura del marino y él les está «ayudando».

«Somos conocidos en muchos sitios de Hispanoamérica por su legado, tenemos relaciones con Puerto Rico y Florida, hemos tenido visitas ilustres como el alcalde de Miami… Nos ha dejado un legado necesario y muy importante», subrayó.

Baeza va más allá y asegura que, cuando nace un niño de una familia de Santervás, viva o no en el pueblo, «nace con Ponce».

«Nacemos y fallecemos con él, es un vecino más que está ahora muy de moda y que a nosotros nos gusta», apostilló. EFE

msh/jl/pddp