Imagen logo de la OPI

El emir de Kuwait designa a su hijo mayor como primer ministro

 25 julio, 2022

El Cairo, 25 jul (EFE).- El emir de Kuwait, Nawaf al Ahmad al Sabah, designó hoy a su hijo mayor, Ahmed Nawaf al Ahmed al Sabah, como primer ministro del país y le ordenó formar Gobierno, después de que el monarca disolviera el Parlamento en junio por tensiones entre el Legislativo y el Ejecutivo.

«Se designa a Ahmed Nawaf al Ahmed al Sabah como presidente del Consejo de Ministros y se le encarga nombrar a los miembros de los ministerios y presentar sus nombres», según el decreto del emir, publicado por la agencia de noticias oficial kuwaití KUNA.

El nuevo primer ministro designado e hijo mayor del monarca ya ocupó los cargos de ministro del Interior y viceprimer ministro.

Esta decisión se produce después de que a mediados de junio el emir disolviera la Asamblea Nacional y convocara elecciones generales, a raíz del prolongado enfrentamiento entre el Legislativo y el Gobierno, que dimitió en bloque el pasado abril.

El príncipe heredero del país, Mishaal al Ahmed, alegó entonces que la disolución se ordenó debido a «la grieta en la relación entre los poderes legislativo y ejecutivo, la interferencia de los legisladores en el trabajo del Ejecutivo, y el abandono de éste de desempeñar su papel de la manera correcta».

Afirmó también que «en los próximos meses» se dictaría un decreto para convocar elecciones, aunque todavía no ha sido anunciado.

En los últimos años las tensiones entre el Gobierno y el Parlamento, compuesto por 50 diputados, han aumentado puesto que el Legislativo acusa al Ejecutivo de corrupción, ineficiencia y fracaso en hacer frente a las consecuencias económicas de la covid-19, en un país que depende de la exportación del petróleo como principal fuente de ingreso.

El que renunció en abril fue el cuarto gobierno de Kuwait que dimite en menos de dos años por la tensión con los legisladores, en medio de conjeturas por la salud del emir, de 84 años, que a mediados de noviembre del año pasado delegó «algunas de sus competencias constitucionales» al príncipe heredero, de 82 años. EFE

sr-cgs/fpa