Imagen logo de la OPI

Uruguay asume las riendas de un Mercosur que pide avanzar en bloque y no separado

 22 julio, 2022

Luque (Paraguay), 22 jul (EFE).- Uruguay asumió el jueves en la ciudad paraguaya de Luque la presidencia pro tempore del Mercosur entre pedidos de sus socios de avanzar en bloque, y no de forma individual, hacia acuerdos comerciales con terceros.

En la primera cumbre en persona desde el inicio de la pandemia, los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Uruguay, Luis Lacalle Pou, y Paraguay, Mario Abdo Benítez, buscaron limar las asperezas que han aflorado en el seno del mecanismo creado en 1991.

De la cita, marcada por el anuncio de Uruguay de que comenzará conversaciones con China con miras a un Tratado de Libre Comercio (TLC), estuvo ausente el gobernante brasileño, Jair Bolsonaro, que envió un mensaje grabado a sus colegas.

En la reunión también estuvieron representados Bolivia, país en proceso de adhesión al Mercosur, así como Colombia, Chile, Ecuador y Guyana, en calidad de Estados asociados.

NEGOCIAR COMO BLOQUE

En su discurso de apertura, Abdo Benítez, cuyo país ocupó en el primer semestre la presidencia temporal del Mercosur, defendió la consolidación del bloque y destacó como un ejemplo a seguir el cierre de las negociaciones para un acuerdo comercial con Singapur.

«La economía mundial demanda más que nunca la consolidación de espacios como el Mercosur y otros que nos ayuden a alinear nuestros intereses en búsqueda de la prosperidad», afirmó el mandatario.

Sin aludir al anuncio de Uruguay y ante la posibilidad de una negociación individual de los acuerdos comerciales, pidió «evaluar la afectación de cada uno de los países parte».

En declaraciones posteriores a periodistas, admitió que su preocupación está en el ingreso de China «con aranceles preferenciales».

«Ellos tienen costos muy competitivos y eso puede amenazar a las industrias tanto de Paraguay como de Argentina, como de Brasil», señaló el mandatario, quien se inclinó por una negociación conjunta en la que cada país pueda defender sus intereses.

OTRO MERCOSUR

Durante la plenaria de la cumbre, Fernández se mostró abierto a la posibilidad de negociar un tratado comercial con China de forma conjunta.

«Si existiera la oportunidad de que China tenga un acuerdo con el Mercosur, ¿por qué no lo analizamos juntos, por qué no vemos la factibilidad juntos? Porque va a ser mucho más importante el acuerdo si metemos a los 200 millones de habitantes que tiene Brasil, va a ser mucho más fuerte ese acuerdo», dijo Fernández.

En ese contexto, llamó a la unidad, e incluso invitó al resto de Estados miembros del bloque a «fundar otro» Mercosur, en aras de garantizar su cohesión «de una vez y para siempre».

«Lo único que pido a todos es que no nos ilusione la idea de separarnos, que no nos ilusione la idea de buscar soluciones individuales, que no nos ilusione la idea de que yo puedo salir con un proyecto propio que me alcance a mí, porque todo eso es de corto aliento», afirmó.

Bolsonaro celebró, por su parte, el consenso alcanzado en esta cumbre para reducir en un 10 % el arancel eterno común del bloque, que consideró que «dará una importante contribución para el combate a la inflación».

Además, garantizó el «empeño» y «compromiso» de Brasil «para que el Mercosur esté a la altura de los desafíos de los tiempos actuales» y permita dar mayores «expectativas de libertad y prosperidad» a los ciudadanos de todos los países miembros.

URUGUAY DEFIENDE SU AGENDA

A su turno, Lacalle Pou ratificó en su intervención ante sus colegas que Uruguay avanzará en la negociación con China y avisó que la idea es «ir todos juntos».

«En breves días, nuestros equipos se estarán juntando para empezar a negociar el TLC y por supuesto que avanzada esa etapa lo primero que pretendemos hacer es hablar con los socios del Mercosur e ir todos juntos», aclaró el gobernante.

Pese a esto, señaló que Uruguay «no se va a amputar», e indicó que esta iniciativa «es un sentir nacional».

Al final, el líder uruguayo selló con un abrazo con Abdo Benítez el traspaso de la Presidencia del Mercosur, aunque declinó dar unas palabras adicionales a los asistentes.

En la plenaria participó también la canciller chilena, Antonia Urrejola, quien reafirmó el compromiso de su Gobierno con la integración latinoamericana.

«Para el Gobierno del presidente Gabriel Boric, la integración regional, en particular con América del Sur, es un pilar», afirmó Urrejola.

En su discurso destacó como ejemplos de cooperación el corredor bioceánico que conectará por vía terrestre los océanos Atlántico y Pacífico y la firma del «Acuerdo sobre Reconocimiento Mutuo de Medidas de Protección para las Mujeres en situación de Violencia de Género».

Y en su última participación en este foro, ya que el próximo 7 de agosto concluye el mandato del presidente de Colombia, Iván Duque, su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, pidió dejar la retórica y avanzar hacia la integración.

Además, abogó por un mayor participación de las mujeres «en el mercado laboral y en el desarrollo empresarial».

Los mandatarios se despidieron de Paraguay con una declaración sobre seguridad alimentaria y producción agropecuaria sostenible del Mercosur y otra de recuperación económica y social. EFE

lb/eat