Imagen logo de la OPI

El Gobierno de Ecuador y los indígenas avanzan en el proceso de diálogo tras las protestas

 19 julio, 2022

Quito, 19 jul (EFE).- El Gobierno de Ecuador y los indígenas avanzarán esta semana con el diálogo sobre las demandas de ese colectivo que lideró unas protestas contra la carestía de la vida entre el 13 y el 30 de junio pasado.

Una fuente del Ministerio de Gobierno confirmó el lunes a Efe que al momento está activada la mesa de banca pública y privada, y el próximo miércoles se abre la mesa de fomento productivo.

Se prevé que el jueves próximo se instale la mesa de focalización de subsidio a combustibles, una de las principales demandas de los manifestantes, liderados por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

El pasado viernes, el ministro de Gobierno de Ecuador, Francisco Jiménez, señaló que existían avances en el proceso de diálogo directo con el movimiento indígena, que comenzó el 13 de julio con la instalación de dos mesas: la de focalización de los subsidios a los combustibles y la de los beneficios de la banca pública y privada.

De acuerdo con Jiménez, en el tema de focalización de subsidios, se llegó a entendimientos como la necesidad de mantener esas ayudas estatales en beneficio de los sectores más necesitados y evitar que se dirijan a sectores pudientes que suelen aprovecharlos.

Además, Jiménez mencionó que se había conversado sobre la posibilidad de que el ahorro que generaría la focalización eficiente del subsidio a los combustibles sea dirigido a atender necesidades en los sectores rurales.

Sobre las discusiones en la mesa de la banca pública y privada, el funcionario dijo que está «bastante avanzada», con definiciones para la condonación de deudas de campesinos de hasta 3.000 dólares.

En cuanto al eje para la reestructuración de pasivos, se ha conversado para que se aplique tras una revisión caso por caso, con la posibilidad de que se reestructuren a 10 años de plazo y tres de gracia.

FIN A 18 DÍAS DE PROTESTAS

El diálogo entre el Gobierno y el movimiento indígena, que lidera a otros grupos sociales, se abrió tras los 18 días de protestas que sacudieron al país y que dejaron seis muertos, entre ellos cinco manifestantes y un militar, cientos de heridos y cuantiosas pérdidas.

El Gobierno y los manifestantes pusieron fin a la protesta con la firma de un «Acta por la paz», mediada por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana que actúa también como garante del proceso de diálogo.

El conjunto de temas que abarca el proceso de diálogo incluye también mesas de discusión sobre fomento productivo, empleo y derechos laborales, energía y recursos naturales, derechos colectivos y educación superior, control de precios, acceso a la salud y seguridad.

La protesta social se desactivó luego que el Gobierno del conservador Guillermo Lasso accediera a reducir en 15 centavos de dólar el precio del galón (3,78 litros) de las gasolinas Extra y Eco País, de 85 octanos, y del diésel, así como frenar las concesiones petroleras y mineras, sobre todo en la Amazonía. EFE

sm/fgg/szg