Imagen logo de la OPI

Israel suspende nuevos permisos de trabajo a gazatíes tras recibir cohetes

 18 julio, 2022

Jerusalén, 18 jul, (EFE).- Israel anunció el sábado que decidió dar marcha atrás a la reciente aprobación de 1.500 nuevos permisos de trabajo para palestinos de la bloqueada Franja de Gaza, después de que cuatro cohetes fueran disparados esta madrugada desde el enclave costero hacia territorio israelí.

“El ministro de Defensa, Benny Gantz, ha decidido suspender su decisión de la semana pasada de aumentar la cuota de permisos de entrada concedidos a los residentes palestinos de la Franja de Gaza con fines de trabajo y comercio”, indica un comunicado del COGAT, órgano militar israelí que gestiona la ocupación de los territorios palestinos.

La decisión se tomó “tras evaluar la situación de seguridad”, tras el “lanzamiento de cohetes contra el Estado de Israel”, añadió el parte de la institución.

La madrugada de este sábado, cuatro cohetes fueron lanzados desde la Franja de Gaza hasta los cercanos poblados israelíes de Ashkelon y Ahuzam.

Uno de los cohetes fue interceptado por el dispositivo de defensa aérea del Ejército y el resto cayó a tierra en zonas abiertas, sin causar víctimas.

En respuesta a estos ataques, las Fuerzas de Defensa Israelíes desplegaron aviones de combate que atacaron una instalación militar en el centro Gaza, perteneciente a Hamás, la organización islamista que gobierna de facto en la Franja desde hace 15 años y que es considerada terrorista por Israel y Estados Unidos.

Por el momento, ninguna organización ha reivindicado los ataques desde Gaza, pero Israel responsabilizó a Hamás “de todos los acontecimientos que se producen en la Franja» y advirtió que «asumirá las consecuencias”.

El martes, dos días antes de que iniciara la visita en Israel del presiente estadunidense, Joe Biden, el gobierno israelí anunció una serie de medidas civiles en favor de la población palestina de Gaza y Cisjordania ocupada, con el objetivo de “generar confianza entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP)”.

Entre esas medidas estaba la aprobación de 1.500 nuevos permisos de trabajo para palestinos de la bloqueada Franja de Gaza, lo que habría elevado la cifra total a 15.500.

Estos permisos suelen ser una de las concesiones israelíes más frecuentes en momentos de calma en la región, y son vistos como un mecanismo para liberar presión sobre la frágil economía gazatí, estabilizar la situación en la zona y mejorar la relación con las autoridades palestinas.

El portavoz de Hamás, Fawzi Barhoum, opinó que esta escalada de violencia refleja «el apoyo y el estímulo que recibió la ocupación» israelí durante la visita de Biden «para la continuación de su agresión». EFE

yo/cd