Imagen logo de la OPI

Bolivia dice que CIADI «no tomó en cuenta» sus argumentos en el caso BBVA

 18 julio, 2022

La Paz, 18 jul (EFE).- El Gobierno boliviano aseguró el sábado que sus pruebas no fueron valoradas por el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) en el caso que determinó que pague una indemnización de 105 millones de dólares a BBVA por un «retraso injustificado» en el procedo de nacionalización de su sistema de pensiones.

En un comunicado conjunto, el Ministerio de Economía y la Procuraduría del Estado señalan haber «tomado conocimiento» sobre el laudo del tribunal arbitral de CIADI y consideraron que esa decisión «parcialmente ha otorgado tutela a la sociedad Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A. principal accionista de la BBVA Previsión AFP».

El Gobierno boliviano aseguró que a pesar de que «asumió todas las acciones de defensa fundamentadas y presentó las pruebas pertinentes», estas «no fueron valoradas» por el tribunal señalado.

El comunicado también menciona que las autoridades bolivianas «coordinan responsablemente las acciones de defensa en la siguiente etapa del proceso» y recalca que el fallo «no tomó en cuenta» los argumentos y pruebas que presentó el país «de manera idónea».

La determinación a favor del banco español que se conoció esta semana se produce luego de que esta entidad asegurara haber presentado varias propuestas para conseguir un acercamiento que finalmente no se dio, señala un documento al que Efe tuvo acceso.

En 2009, Bolivia decidió que los servicios de pensiones pasen a depender del Estado mediante la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo, creada en 2010 pero que recién se constituyó en 2015.

Sin embargo, hasta ahora la Gestora Pública aún no ha tomado la labor de administración del sistema de jubilación.

Tras una primera etapa de conversaciones llegó, en 2018, la presentación de la solicitud de arbitraje que el inversor español planteó ante CIADI.

El BBVA señaló que existe un «aplazamiento de forma continua e injustificada de la implementación de la nacionalización» y que esto le generó la obligación de permanecer en Bolivia y «continuar prestando el servicio de forma provisional» y «sin poder disponer de su inversión», entre otros argumentos.

Sobre este punto, el Gobierno boliviano apuntó que dará «continuidad» al contrato con Heinsohn Business Thechnology (HBT) para que la Gestora Pública pueda «iniciar operaciones con el respaldo técnico en el menor tiempo posible».

Desde 1997, BBVA constituyó en Bolivia la sociedad AFP-Previsión BBV, que después del proceso de fusión con Argentaria pasó a denominarse Previsión BBVA-AFP. EFE

grb/gcf