Imagen logo de la OPI

Duelo jamaicano en la velocidad femenina y otras citas imprescindibles

 14 julio, 2022

Madrid, 14 jul (EFE).- El duelo por el cetro de la velocidad femenina entre las jamaicanas Shelly-Ann Fraser Pryce, Elaine Thompson-Herah y Shericka Jackson será uno de los puntos culminantes de los Mundiales de atletismo que arrancarán este viernes en Eugene (Estados Unidos).

Pero la batalla de las atletas jamaicanas en la final de los 100 metros lisos no será el único duelo apasionante en la categoría femenina sobre la legendaria pista del estadio Hayward Field, situada a 125 metros sobre el nivel del océano Pacífico.

  • DUELO JAMAICANO POR EL CETRO DE LA VELOCIDAD

Al igual que ocurrió en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio todo apunta a que las atletas jamaicanas volverán a ocupar las tres primeras plazas del podio en la final de los 100 metros lisos.

Un emocionante duelo en el que parece partir con ventaja la veterana Shelly-Ann Fraser-Pryce, plata en Tokio, que llega a Eugene con la mejor marca mundial del año, los 10.67 segundos -sexto registro de todos los tiempos- que firmó el pasado mes de mayo ayudada por la altitud -1.795 metros- de Nairobi.

Marca a la que no han podido acercarse ni Elaine Thompson-Herah, la vigente campeona olímpica, que ha corrido este año en 10.79, ni Shericka Jackson, bronce en Tokio, que llega a la cita mundialista en un gran momento de forma tras imponerse a finales de junio en la pruebas de selección jamaicanas con un crono de 10.77 segundos.

  • YULIMAR ROJAS BUSCA SU TERCER TÍTULO CONSECUTIVO EN TRIPLE

Una vez frustrada la posibilidad de lograr el doblete en triple salto y longitud la venezolana Yulimar Rojas viaja a Oregón con el reto de encadenar su tercer título consecutivo de campeona del mundo de triple, tras los oros logrados en 2017 en Londres y en 2019 en Doha.

Título que nadie parece en disposición de poder discutir a Rojas, que no sólo es la vigente plusmarquista universal -15,74 metros-, sino que lidera la clasificación mundial del año -14,83- pese a haber disputado este curso tan sólo una competición al aire libre.

Y es que el principal objetivo de Yulimar Rojas era lograr el oro en longitud, una prueba en la que finalmente no podrá participar tras la decisión de la Federación Internacional de no homologar los 6,93 metros que saltó el pasado mes de junio y que le aseguraban el billete mundialista al utilizar una zapatillas de triple, cuya suela excede en 5 milímetros el grosor aprobado para el calzado de longitud.

  • SÓLO BOL PUEDE OBSTRUIR EL CAMINO DE McLAUGHLIN HACIA EL ORO

La estadounidense Sydney McLaughlin tratará de completar a sus apenas 22 años su ya impresionante palmarés con la conquista del título mundial de los 400 vallas que se le escapó por tan sólo 7 centésimas hace tres años en Doha.

Desde entonces McLaughlin, vigente campeona olímpica, no sólo no ha vuelto a perder ninguna prueba, sino que además ha roto en dos ocasiones la plusmarca universal para dejarla el pasado 25 de junio en unos estratosféricos 51.41 segundos.

Antecedentes que harían arrojar la toalla a cualquiera, pero no a la joven neerlandesa Femke Bol, bronce en la cita olímpica, que cuenta esta curso por victorias sus actuaciones en los 400 vallas.

  • MU Y HODGKINSON ABREN UNA NUEVA ERA EN LOS 800 METROS

Los apenas 20 años recién cumplidos por Athing Mu impiden atisbar los límites de la joven atleta estadounidense, que no sólo cuenta ya en su palmarés con un título de campeona olímpica, sino que parece la única en disposición, en estos momentos, de bajar de las barrera del 1:55 minutos en la prueba de los 800 metros.

Máxime si la norteamericana tiene como rival a otra joven destinada a marcar época, la británica Keely Hodgkinson, también de 20 años, que ya escoltó a Athing Mu en el podio de la final olímpica.

Mu y Hodgkinson serán las dos grandes protagonistas de una final de los 800 metros a la que la estadounidense llega como líder mundial del año, tras firmar aparentemente sin esfuerzo un tiempo de 1:57.01 minutos el pasado 9 de junio en la prueba de la Liga de Diamante disputada en Roma.

  • CAMACHO-QUINN vs HARRISON, POTENCIA FRENTE A ELEGANCIA

Tras coronarse el pasado curso campeona olímpica de los 100 metros vallas la puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn tratará de lograr el oro mundial en una final en la que la estadounidense Kendra Harrison vuelve a perfilarse como la principal rival de la antillana.

De hecho, Harrison llegará a la cita con la mejor marca mundial del año, los 12.34 segundos que firmó el pasado 25 de junio en las pruebas de selección estadounidense, tres centésimas menos que el mejor registro del curso de Camacho-Quinn, que corrió en 12.37 en Roma.

Sin embargo, en el único enfrentamiento directo este curso entre ambas atletas el triunfo correspondió a la puertorriqueña, que se impuso con claridad a Harrison en la reunión de Eugene, el mismo escenario que se disputarán los Mundiales, tras aventajar a la estadounidense en 33 centésimas. EFE

jv/jad/nam