Imagen logo de la OPI

Guyana aspira a atraer 2.000 millones de dólares en inversiones saudíes

 11 julio, 2022

San Juan, 11 jul (EFE).- El presidente de Guyana, Irfaan Ali, solicitó durante reuniones el domingo con una delegación de Arabia Saudí que asigne 2.000 millones de dólares en inversiones en el país caribeño, que trata de desarrollar al máximo su sector petrolero.

Ali recomendó que las dos partes identifiquen áreas prioritarias y establezcan dos grupos de trabajo del sector privado y público para poner en marcha el fondo.

El presidente también planteó la idea de que dicho fondo esté ubicado en Guyana y abarque al resto del Caribe, según el comunicado de la Presidencia guyanesa.

Por su parte, el viceministro de Inversiones saudí, Badr al Badr, aseguró que su país está listo para poner a disposición dinero del Fondo Saudí para el Desarrollo y del Banco de Exportaciones e Importaciones.

«Hay muchos proyectos que pueden abordarse con estos fondos saudíes para el desarrollo», dijo el funcionario, que encabeza una delegación de 65 miembros que incluye altos ejecutivos de empresas saudíes.

Al Badr también adelantó que su país podría compartir con Guyana «las diferentes opciones para utilizar sus nuevos ingresos de petróleo y gas para construir y diversificar su economía».

Además, pidió al Gobierno de Guyana que proporcione incentivos a las empresas saudíes y sugirió que estas podrían aportar expertos para ayudar al país caribeño a convertirse en un importante productor de petróleo.

Al respecto, Ali dijo que Guyana establecerá una oficina especial para Arabia Saudí en el Ministerio de Finanzas y prometió eliminar al máximo los obstáculos burocráticos.

También adelantó que Guyana puede proporcionar un terreno a Arabia Saudí para la construcción de una embajada que sirva asimismo a otras naciones del Caribe.

El Caribe se ha convertido en una zona prioritaria para Arabia Saudí para las inversiones y los acuerdos comerciales, como demuestra la visita de esta misma delegación esta semana a Jamaica.

La misión saudí exploraba en Jamaica oportunidades de inversión en los sectores de turismo, agricultura, infraestructura, bienes raíces y logística.

No obstante, Guyana tiene un interés especial, según reconoció Al Badr, que calificó a ese país de «un actor clave en la región y, con suerte, un socio clave en el sector energético mundial».

Se estima que las reservas petroleras de Guyana superan los 11.000 millones de barriles, las terceras más grandes de América Latina y el Caribe.

Arabia Saudí, por su parte, posee alrededor del 17 % de las reservas probadas de petróleo (más de 260.000 millones de barriles) y produjo en 2020 unos 9.000 barriles diarios, según los datos de la OPEP. EFE

es-mv/laa