Imagen logo de la OPI

Lula recrimina a los empresarios «no abrir la boca» para hablar de salarios

 10 julio, 2022

Sao Paulo, 10 jul (EFE).- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, candidato favorito para las elecciones de octubre, recriminó este sábado a los empresarios que «sólo» se preocupen de sus planes de política fiscal y «no abran la boca» para hablar de los salarios de los trabajadores.

«Queremos que la empresa progrese, pero me enojo muchísimo cuando hago una reunión con empresarios y sólo quieren saber de techo fiscal, política fiscal, garantía fiscal… No hay uno que abra la boca para hablar dónde está la garantía social», dijo Lula en un acto celebrado en Diadema, en la zona metropolitana de Sao Paulo.

El candidato del Partido de los Trabajadores (PT) señaló que estas últimas semanas han mantenido diversos encuentros con empresarios y defendió que «ganen dinero» porque así podrán pagar el sueldo de sus empleados.

Pero al mismo criticó que no mencionen si en su programa electoral lleva iniciativas sobre metas de creación de empleo.

«¿Por qué sólo hablan de banco, banco, banco, banco? Nosotros los que queremos saber es de nuestro empleo, de nuestro salario, de la renta del trabajador», expresó el antiguo dirigente sindical.

Y añadió: «Ellos piensan que al pobre sólo le gustan cosas de tercera (categoría). ¡Qué vergüenza! Al pobre le gusta comer bien, vestirse bien y, sobre todo, nos gusta ganar bien, tener respeto; ése es el mundo que vamos a crear».

En este sentido, prometió subir «el salario mínimo por encima de la inflación» y derogar el techo de gastos que hoy los limita a la subida de los precios del año anterior.

«Vamos a gastar», sentenció.

Asimismo, acusó al actual presidente Jair Bolsonaro, su rival en los comicios de octubre, de tratar a los brasileños como «ganado» por lanzar un vasto paquete de ayudas sociales que, en caso de que sea aprobado por el Congreso, sólo estarán vigentes hasta final de año.

También atribuyó a la gestión del mandatario, al que calificó de «fascista», el aumento del hambre al culparle de los «33 millones de brasileños que hoy se van a dormir sin tener algo que comer».

«No es por falta de producción o de dinero, es por el desempleo y la falta de vergüenza del tipo que gobierna este país», expresó el aspirante del PT.

Como solución propuso «colocar al pobre en el presupuesto» federal y «al rico en el impuesto de la renta», con tributos «sobre lucros y dividendos que hoy no paga».

Lula es el máximo favorito para las elecciones del 2 octubre, con una ventaja de entre 15 y 20 puntos porcentuales sobre Bolsonaro, según todos los sondeos publicados hasta la fecha, algunos de los cuales prevén una victoria del líder progresista en primera vuelta.

Bolsonaro también cumplió agenda este sábado en Sao Paulo, el mayor colegio electoral del país, al participar en una marcha organizada por grupos evangélicos. EFE

cms/laa