Imagen logo de la OPI

Frei rechazará la nueva Constitución chilena por «comprometer la paz y la prosperidad»

 09 julio, 2022

Santiago de Chile, 9 jul (EFE).- El expresidente chileno Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000) anunció el viernes que votará en contra de la propuesta de nueva Constitución en el plebiscito del próximo 4 de septiembre al considerar que el texto «compromete la paz, el desarrollo y la prosperidad».

«Tengo discrepancias insalvables sobre varios contenidos de esta propuesta, los que considero comprometen la paz, el desarrollo y la prosperidad de nuestro país», dijo en una carta el exgobernante.

Para Frei Ruiz-Tagle, «el sistema político propuesto no establece un adecuado equilibrio y división de poderes», mientras que la plurinacionalidad «puede ser una amenaza al Estado unitario y a la igualdad de derechos de los habitantes del país».

El exmandatario también critica que el texto cuestiona «la independencia y no politización del Poder Judicial» y «no fortalece a los alcaldes y gobernadores».

«Nuestra Patria ha aprendido de muchos dolores, hoy debemos jugarnos por un futuro que nos incluya a todos», agregó Frei Ruiz-Tagle, hijo del fallecido Eduardo Frei Montalva, uno de los más férreos opositores a Pinochet y presidente entre 1964 y 1970.

Se trata del segundo exmandatario que hace público el sentido de su voto sobre la propuesta constitucional, luego de que la socialista Michelle Bachelet anunciara hace un par de semanas su intención de aprobar el texto.

Sus declaraciones se producen solo dos días después de que la Junta Nacional de su partido, la opositora Democracia Cristina (DC), aprobase por más del 60 % de los votos hacer campaña a favor de la nueva Carta Magna, que busca reemplazar a la actual heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La decisión provocó un cisma en la DC, uno de los principales partidos de la transición chilena, pues figuras relevantes del partido llevan tiempo criticando la propuesta constitucional y pidiendo a su dirección dar libertad de acción en el referéndum, como los parlamentarios Ximena Rincón o Matías Walker.

Junto a la DC, también están haciendo campaña a favor del «Apruebo» la izquierda y la centro izquierda, mientras que la derecha votará «Rechazo» al encontrar la propuesta constitucional «radical» y «partisana».

De aprobarse, el texto sustituirá a la actual ley fundamental, considerada por muchos como el origen de las desigualdades del país por favorecer la privatización de servicios básicos.

El nuevo texto fue redactado durante un año por una convención, la primera del mundo con paridad entre hombres y mujeres e integrada por 154 ciudadanos, en su mayoría independientes progresista.

El documento declara a Chile un Estado social de derecho, plurinacional, intercultural, regional y ecológico, y consagra derechos como salud pública y universal, educación gratuita, mejores pensiones y acceso a la vivienda y al agua.

La opción de aprobar la nueva norma fue durante meses la mayoritaria, pero en los últimos tiempos los sondeos muestran una mayor preferencia por rechazarla. EFE

mmm/jrh