Imagen logo de la OPI

López Obrador pedirá a Biden una política migratoria «atrevida»

 07 julio, 2022

Ciudad de México, 7 jul (EFE).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció ayer miércoles que pedirá una política migratoria «atrevida» en la próxima reunión con su homólogo estadounidense, Joe Biden, para regular el flujo migratorio entre México y Estados Unidos.

«Si no hay una política atrevida en beneficio de los pueblos ni se resuelve nada ni se tiene nunca el apoyo de la gente», comentó el mandatario mexicano en su conferencia de prensa diaria.

Lopez Obrador declaró que parte del plan conjunto que presentará a Biden el próximo 12 de julio incluye la negociación de visas de trabajo para migrantes que atraviesan el país de sur a norte para cruzar a Estados Unidos.

Señaló que está dispuesto a que su propuesta pueda discutirse y aprobarse en el Congreso estadounidense y recalcó que la visa que pedirá al Gobierno de Estados Unidos no solo será para campesinos u obreros, sino también para profesionales.

«¿Cómo va a crecer una nación sin fuerza de trabajo? Entonces mi planteamiento es vamos a ponernos de acuerdo sobre visas de trabajo», enfatizó.

El presidente de México elevó su reclamo sobre migración previo a la reunión que tendrá con Biden el próximo martes en la Casa Blanca, donde también abordará un plan conjunto contra la inflación.

Cuestionado sobre el obstruccionismo en el Capitolio, López Obrador indicó que el mandatario estadounidense tiene que «enfrentar» al Congreso para aprobar la reforma migratoria que regularice a los casi 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, de los que casi la mitad son mexicanos.

En ese sentido, dijo que es necesario transformar la política pública en cuestiones migratorias, ya que de lo contrario «va a continuar la decadencia».

López Obrador destacó que su propuesta ayudará a fortalecer la unidad e integración de ambos países, siempre guardando la soberanía que, dijo, «no significa sometimiento respecto a nuestra independencia».

El Gobierno de México también elevó sus críticas a la política migratoria estadounidense tras la muerte de 26 mexicanos por viajar hacinados en un tráiler que transportaba migrantes y que fue localizado en San Antonio, Texas, el pasado 27 de junio.

La región vive un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) detectó a más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre pasado. EFE

jsm/ppc/enb