Imagen logo de la OPI

Ningún expresidente de Chile asistirá a la clausura de la constituyente

 22 junio, 2022

Santiago de Chile, 22 jun (EFE).- Ninguno de los expresidentes de Chile asistirá a la ceremonia de presentación de la propuesta de nueva Constitución después de que la socialista Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018) y el conservador Sebastián Piñera (2010-2014 y 2018-2022) confirmaran el pasado lunes su ausencia.

La asistencia de los exjefes de Estado generó gran revuelo en el país puesto que inicialmente no estaban incluidos en la lista de invitados al evento, lo que algunos interpretaron como un gesto de desaire por parte de la Convención Constituyente.

Finalmente y tras un aluvión de críticas, el organismo cambió su postura, que achacaban a problemas de aforo y extendió la invitación a todos los antiguos mandatarios que quedan vivos tras el retorno a la democracia en 1990.

En cuestión de pocos días todos rechazaron la oferta: el primero en declinar fue Ricardo Lagos (2000-2006), seguido de Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000) y luego Piñera y Bachelet.

La fundación de la exmandataria, Horizonte Ciudadano, confirmó a medios locales que Bachelet no acudirá al evento «debido a una incompatibilidad con su agenda» como alta comisionada de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, cargo que encabeza desde Ginebra (Suiza).

Bachelet, que ha mostrado su apoyo al proceso constituyente en numerosas ocasiones, anunció hace una semana que dejaría su cargo en la ONU para volver a Chile porque el país «está viviendo un momento muy importante en su historia».

Horas antes, declinaba la invitación el expresidente Piñera.

«Creo que la forma confusa y contradictoria en que se invitó a las y los expresidentes no honra la tradición de respeto republicano de nuestro país. Al igual que los otros expresidentes, he decidido no asistir», indicó.

Chile inició el proceso constituyente como la vía política para desarticular la ola de masivas protestas contra la desigualdad que comenzó en 2019 y dejó una treintena de fallecidos y miles de heridos.

La convención que redacta el nuevo texto, integrada por 154 ciudadanos, en su mayoría independientes progresistas, entregará el 4 de julio la propuesta final, que incluye derechos sociales como salud pública y universal, educación gratuita y de calidad, mejores pensiones, acceso a la vivienda y al agua.

La Ley Fundamental será sometida a un referéndum el 4 de septiembre y, en caso de aprobarse, sustituiría a la Constitución actual, heredada del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) y considerada por muchos como el origen de las grandes desigualdades del país por su corte neoliberal. EFE

mmm-pnm/lll