Imagen logo de la OPI

La nueva era de la Federación Mundial de Cámaras de Comercio afronta retos

 16 junio, 2022

Ciudad de México, 16 jun (EFE).- Impulsar a las pequeñas y medianas empresas, reducir la brecha de género y potenciar el uso de las nuevas tecnologías en el comercio serán los retos del colombiano Nicolás Uribe como nuevo presidente de la Federación Mundial de Cámaras de Comercio.

“El comercio es un instrumento fabuloso para la construcción de prosperidad, el mantenimiento de la paz y la generación de oportunidades para todos, por eso la labor será impulsarlo”, señala este miércoles Uribe en entrevista con Efe durante su visita a Ciudad de México.

Para el líder empresarial, esta es “una gran oportunidad” en América Latina, pues es la primera vez en 72 años que un americano llega a la Federación Mundial de Cámaras (WCF, por sus siglas en inglés).

“Es una oportunidad para hablar el nombre de las pequeñas y medianas empresas (PyMes)”, apuntó.

La WCF es el foro no gubernamental y apolítico de la Cámara de Comercio Internacional (ICC) que les permite a las más de 12.000 cámaras del mundo intercambiar experiencias y buenas prácticas.

“Tenemos tantos retos de la economía, del cambio de la sociedad, del avance tecnológico. Es un privilegio, una gran oportunidad poder construir una agenda para que las cámaras de comercio sean esas correas de transmisión de una gran cantidad de instrumentos al servicio de la economía global”, expuso Uribe.

El colombiano, quien se desempeña también como presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Bogotá, señaló que tendrá enormes desafíos por delante en los que las cámaras pueden jugar un papel muy importante, especialmente las PyMes.

“Cerca del 95 % de las empresas en todo el mundo son micro y pequeñas empresas y tienen, por supuesto por su tamaño, unas necesidades, de apropiarse de nuevas tecnologías, integrarse a mercados globales y avanzar en la construcción de soluciones”, precisó.

PRINCIPALES OBJETIVOS

Uribe enunció que en su gestión se ha trazado cuatro objetivos aunque habrá que sortear barreras como la inflación, las cuestiones geopolíticas y otras dificultades locales.

Entre esos objetivos, detalló, está el apoyo a las PyMes, por lo que buscará identificar programas mundiales exitosos que provean herramientas para apoyar microempresas con acceso a financiación y el incremento de su competitividad.

Además, buscará velar por la generación de políticas que impulsen y faciliten el emprendimiento, así como brindar asistencia en el fortalecimiento de las cámaras de comercio, especialmente en países en desarrollo y economías emergentes mediante la transferencia de modelos exitosos y de buenas prácticas internacionales.

Aunado a ello, pretende promover las relaciones con organismos multilaterales y organizaciones internacionales para reivindicar el papel del empresario en sociedad y fomentar entornos adecuados para los negocios.

Asimismo, destacó la importancia de la inclusión de la mujer desde la perspectiva del sector privado y no solamente a nivel laboral.

“La participación femenina también es una necesidad. Aquí vamos a trabajar para fortalecer las cámaras de comercio, para construir herramientas para ellas alineadas con esas necesidades”, planteó

Y dijo que si no hay una apropiación de tecnologías, “la brecha entre ricos y pobres se va a profundizar de una manera muy importante”.

APOSTAR POR NUEVAS TECNOLOGÍAS

Uribe reconoció que la pandemia por covid-19 fue un duro golpe para las empresas, especialmente para las PyMes, pero la emergencia sanitaria también mostró la oportunidad que se tiene para explotar las nuevas tecnologías.

“El tema del comercio en línea es apenas la punta de lanza de la apropiación de nuevas tecnologías”, admitió.

Expuso que las nuevas tecnologías no solo se reducen a una página web.

«Tenemos el internet de las cosas, blockchain, inteligencia artificial, todos los instrumentos para construir empresas más rentables y más productivas y esas herramientas tecnológicas son una necesidad para competir globalmente”, dijo.

Indicó que las empresas deben tratar de adaptarse rápidamente, ya que de no hacerlo las brechas de equidad e igualdad de ingresos y recursos se va a ampliar.

“La tecnología va a ser el gran facilitador de los negocios y eso es más fácil para las grandes que para las empresas pequeñas y ahí es donde las cámaras de comercio pueden cumplir un rol muy importante en ese tema de la tecnología”, opinó.

Asimismo, dijo que la atención al cambio climático será un tema que deberán abordar.

“Vamos a tener una agenda muy agresiva para servir con agilidad a un sector empresarial que lo necesita”, concluyó. EFE

csr/ppc/rrt